Lo último

Artes

El dragón y la cámara

Feng Li, el fotógrafo chino de lo extraño.

La realidad en la que vivimos es, en sí, surrealista y Feng Li se dedica a fotografiarla.

Soy fan de Instagram, creo que ya lo he dicho otras veces. Mucha gente dice que Instagram es el fin de la fotografía, que ya ni siquiera deberíamos usar ese términofotografíapues lo que compartimos son meras imágenes; estamos en el mundo apocalíptico de la posfotografía. Pero a mí me da igual. Instagram me encanta porque me permite descubrir nuevos fotógrafos y, además, es una plataforma que permite ponerse en contacto con algunos artistas con asombrosa facilidad. Así pasó con Feng Li.

Hace unos meses, Photography of China compartió unas imágenes que me llamaron muchísimo la atención, un flash descarado descubría escenas extrañas de la vida de los suburbios de Chengdu, capital de la provincia china de Sichuan. Después de seguir su cuenta y darle corazoncito a casi todas sus publicaciones decidí que iba a escribirle para pedirle una entrevista. Total, el no ya lo tienes. Para mi sorpresa me contestó y el resultado es el que podéis ver más abajo. Me disculpo de antemano porque es la primera entrevista que le hago a un artista y quizás las preguntas no son las más pertinentes, visto lo visto creo que podré seguir mejorando.

Foto cedida por Feng Li

Feng Li 冯立 nació en uno de los barrios antiguos de Chengdu en 1971. A edad temprana se convirtió en el fotógrafo oficial del departamento de comunicación provincial, trabajo que compaginó con su fotografía personal, llevando así una especie de doble vida fotográfica, por un lado sirviendo a los departamentos de propaganda chinos y por otro retratando de forma directa, sin artificios ni constricciones estéticas las vidas diarias de los habitantes de Chengdu. White Night, en chino 白夜 [baiye] ‘noche blanca’, es la serie que compila diez años de trabajo fotográfico callejero en la que Feng Li solo se centra en la vida cotidiana y, sin esfuerzo, revela las escenas más inusuales del gran espectáculo de lo cotidiano. Tras varios premios en China, Feng Li ha dado el salto a Occidente gracias a que la fundación Paris Photo-Aperture haya seleccionado su fotolibro White Nights como uno de los mejores del año.

Foto cedida por Feng Li

¿Cómo definirías tu serie White Night?

Accidentalmente, me encontré con un pasaje del Antiguo Testamento que decía «De día se topan con tinieblas y, a mediodía, andan a tientas como de noche» creo que esta es la mejor definición de White Night.

Eres un fotógrafo de exteriores, ¿qué te llama la atención cuando sales a la calle?

Me alegro de que me preguntes eso. A mí me gusta perderme en las multitudes, ahí, espero y observo hasta que las personas que quiero fotografiar aparecen delante de mi lente, en cierto modo, de forma tácita, creando una especie de conexión que ocurre por casualidad.

Tienes un estilo muy marcado, ¿cómo encontraste tu propia seña de identidad? ¿No te entran ganas de explorar otros tipos de fotografía a veces?

Mi estilo es, en realidad, mi propia actitud y posición ante la vida. Lo más importante es la forma en que miro todo lo que hay a mi alrededor, independientemente de los cambios que se puedan desarrollar fuera.

¿Piensas que tu fotografía es realista o totalmente surrealista?

La realidad en la que vivimos es, en sí, surrealista.

Foto cedida por Feng Li

En tu fotografía buscas momentos extraños o haces de momentos relativamente cotidianos algo extraordinario a través del uso del flash destacando a sujetos y transformando escenas en algo surrealista. ¿No temes transmitir la idea de que China es algo extravagante?

Ante de mi cámara siempre suceden cosas extrañas, eso es cierto. Sin embargo, no es sorprendente ya que vivimos en un mundo extraordinario en el que cada día suceden cosas inimaginables. Para mí, estas escenas no son más que expresiones normales de la realidad. Después de todo, lo absurdo cuando se normaliza ya no es extraño. Mi fotografía no está centrada en un lugar en concreto, sino en los problemas de la naturaleza humana. Sea donde sea, siempre que haya una persona habrá naturaleza humana e, ineludiblemente, aparecerán los problemas.

¿La cámara es tu herramienta para conocer el mundo o tu arma para criticarlo?

No pretendo criticar al mundo, tan solo intento cuestionar la realidad. En cierto sentido, soy un pesimista.

Eres un fotógrafo muy arraigado a tu tierra, a tu barrio y a tu gente, ¿crees que podrías hacer la misma fotografía fuera de China?

Ahora que he estado en París he aprovechado para salir a hacer fotos, entre las fotografías que he hecho he seleccionado 24 y las he llamado Paris White Night. Siempre que haya personas habrá espacio para mi fotografía.

Foto cedida por Feng Li

¿Cómo ves la situación de la fotografía contemporánea en China?

El desarrollo vertiginoso de China es indudablemente un fértil terreno de creación artística, inspiración y reflexión que los fotógrafos chinos están utilizando. Creo que la fotografía contemporánea china está mejorando. En cuanto a mi trabajo, no esperaba cambiar nada, el mundo va demasiado prisa y yo quiero parar y pensar lento.

¿Podrías recomendarnos fotógrafos contemporáneos chinos?

El fotógrafo chino que mas admiro es Han Lei, creo que mis ojos brillan cuando observo sus fotografías.

Foto cedida por Feng Li

Actualmente también trabajas como fotoperiodista, ¿cuáles son tus planes de futuro? ¿Seguirás practicando este tipo de fotografía o te dedicarás por completo a tus proyectos personales?

Quiero dedicarme en cuerpo y alma a mi fotografía; fotografiar y observar libremente.

Enhorabuena por el premio First Photobook Award que te concedió la prestigiosa fundación Paris Photo-Aperture Foundation, primer premio que ganas fuera de China y que te ha dado a conocer en todo el mundo. ¿Cuáles son tus planes de futuro?

Ha sido toda una gran alegría que mi primer fotolibro fuera seleccionado como uno de los mejores fotolibros del año y aunque no he obtenido el primer premio mucha gente ha empezado a prestarle atención a mi trabajo a partir de este evento. Espero tener nuevas oportunidades el año que viene.

Foto cedida por Feng Li

Otra información interesante:

Feng Li recibió el premio de Jinan Photography Festival (Shandong) y el premio del jurado de Lianzhou Foto en 2012. White Night se ha expuesto en Zongmu Photography Biennale y, en 2016, individualmente en Nua Museum de Nanjin.

Echa un vistazo a su libro en Vimeo. ¿Quieres comprarlo? La editorial DALPINE los distribuye en España.

También puedes ver la entrevista a modo de vídeo que le hicieron en Photography of China, o leer este interesante y extenso artículo de American Suburb X.

Teresa Moya Madrona, soy traductora, subtituladora, viajera y bloguera. Nací en en Granada en 1988. Tras licenciarme en Traducción e Interpretación en 2010, decidí -guiada por mi pasión por el mandarín y la cultura asiática, mudarme a Shanghái, donde terminé quedándome dos años. Actualmente, ya en España, me dedico a traducir textos en inglés, chino y español y a estudiar un posgrado de Traducción Audiovisual. Y como no, a colaborar con Yuanfang Magazine. Este es mi blog y pagina personal

Últimas entradas deTeresa Moya Madrona (ver todo)