Lo último

Artes

El Arte en cualquier parte

Shu Ting. Una noche en el hotel

Una noche en el hotel. Shu Ting

 

La declaración de amor, hecha de marcas de labios y lágrimas,

asciende al buzón valiente

el buzón está frío

abandonado

su sello de papel, como una venda, se agita al aire

 

El alero se eleva y cae delicadamente bajo las huellas de un gato negro

grandes camiones trituran el sueño hasta dejarlo delgado y duro

el velocista

entre sueños escucha toda la noche el disparo de salida

el malabarista no puede atrapar sus huevos

las lámparas de la calle explotan en un fuerte grito

en su capa de yema la noche se vuelve más grotesca.

 

La mujer en su bata de noche

abre la puerta de un tirón estremece cielo y tierra

como un venado corre salvaje y descalza por la alfombra

Una gran palomilla revolotea en la pared

se hunde en el fuego agrietado de un teléfono que suena

 

En el recibidor

silencio

sólo nieve

sigue cantando, a lo lejos, en las líneas eléctricas.

 

Nací temprano un 15 de enero de hace unos cuántos años, tantos que era 1980. Nací y crecí en Pamplona y jugando, imaginando y dibujando llegué hasta la Facultad de Bellas Artes de Bilbao donde me licencié. Hace poco he acabado un máster de diseño gráfico y web. Siempre me ha gustado crear tanto en la pintura como en la escritura y siempre me ha atraído el arte y el mundo oriental.
Y por eso aquí sigo creando, escribiendo, viviendo.

Últimas entradas deRaquel Azqueta (ver todo)