Lo último

Artes

Taiwan en movimiento

 Atayal : el arpa de boca y el pájaro

Un instrumento de sonido profundo y ancestral

El arpa de boca, utilizada por muchas culturas indígenas en Taiwan, y en especial por los Atayal, es uno de los instrumentos más antiguos y mas insólitos que existen gracias a sus resonancias. Este  instrumento se ha asociado en muchas culturas del mundo a una dimensión pseudomágica  por la gran cantidad de armónicos que genera y por su asociación a lo sagrado.

En Taiwán, los indígenas Atayal han utilizado este instrumento de manera continua en muchas ocasiones de su vida cotidiana. Lo que lo hace interesante es que lo  han diseñado de diversas maneras con materiales como el bambú, y adoptando diversas formas , desde su forma más simple hasta una más compleja para que tenga una gama más amplia de sonidos.

 

Fotografia : Chen Liang Dao

Los Atayal utilizan diferentes instrumentos musicales, como los xilófonos, flautas de bambú pero sobre todo el arpa de boca también por  su simbolismo particular y su función comunicativa en las relaciones interpersonales.El arpa de boca atayal no es solo un instrumento de música sino que también es utilizado para expresar sentimientos como  el amor reciproco entre personas de una comunidad,  por  esto cobra un papel fundamental en la  vida social y cultural atayal.

Esta transmisión de mensajes mediante el arpa de boca va acompañada de danza y de otros instrumentos musicales, pero no sistemáticamente. Su sonido se basa en vibraciones no muy altas, los músicos tienen que estar físicamente cerca para poder establecer una comunicación recíproca. Este hecho de la cercanía ha desarrollado una comunicación cercana entre los músicos y simbiótica.

 

Desde un punto de vista etnológico e histórico, el pueblo Atayal se instaló en Taiwán hacia  el 6500 a.c desde el Continente Chino, más específicamente desde el Sudesde Chino.

Se han asentado en varias zonas de Taiwan principalmente en el Norte de Taiwan, Wulai, Taoyuan, Fushing, Wufei, Ilan hasta la provincia del Este, en el condado de Hualien como se puede observar en el mapa. En los años ochenta y noventa la población Atayal ascendia a 70.000 habitantes. Los Atayal viven normalmente a más de 1500 metros de altitud y como muchas culturas indígenas de Taiwán ( como vimos también la última vez con los Bunun ) su dedicación a la agricultura y a la caza es fundamental y ha sido su medio de vida.

 

Curiosamente se ha asociado en varias iconografías la relación existente entre el pájaro y el arpa de boca, debido quizás, a la dimensión misteriosa u sagrada que se le ha otorgado a este instrumento a lo largo de la historia o por la cercanía de su sonido con el sonido animal.

Para los Atayal, el pájaro representa un elemento de la naturaleza de indole sagrada  puesto que la tradición oral lo asocia con el origen de su creación, contándonos lo siguiente:

Todo empezó en el monte Dabajian, en el condado de Hsinchu, cerca del río Madal. En lo alto del monte había una enorme piedra, y dentro de ella había una mujer y un hombre.  Un día, el pájaro sagrado, llamado en lengua atayal Siliak, cuando vió la piedra, vino a cantar todos los días para esperar y celebrar la llegada de la humanidad. En una ocasión su canto fue tan estridente que hizo que la piedra se partiera en dos, de ella salió una mujer y un hombre atayal. En ese momento, para los Atayal empezó todo, el inicio de toda la humanidad.

 

Imagen : Monte Dabajian

Desde las antiguas generaciones atayal se venera y respecta la naturaleza y el esplendor de las montañas taiwanesas por lo que representan. Así como el sonido que emite el arpa de boca representa la unión entre enamorados, representa igualmente esta unión entre el Humano y su origen  el Monte Dabajian.

En esta unión entre Humano, Naturaleza y Creación, la piedra angular es el sonido tan profundo y ancestral del arpa de boca, tan similar a un susurro de pájaro, quizás el del pájaro sagrado Siliak.

 

(Cartagena, 1986) Realizó estudios de Psicología, y Antropología Musical. Su pasión por los idiomas, la cultura, la historia, la música y la danza la han llevado a vivir en diferentes países, siendo actualmente su nuevo destino, Taipei. Entre otros proyectos recientes, escribe un blog llamado musicalsphere, destinado a compartir con los lectores, captaciones sonoras y fotografías realizadas en diferentes ciudades del mundo.

Últimas entradas deLaura Coll Marín (ver todo)