Lo último

Ideas

Ágora Nipón

Nuevo gobierno ¿nuevas políticas?

Partidarios del Primer Ministro Abe escuchan un mitin en Tokio, 20 de octubre de 2017 / foto de AFP / Kazuhiro NOGI

Las elecciones del mes pasado en Japón han terminado por dar un generoso premio al Primer Ministro, Shinzo Abe. La pregunta que nace ahora en todos los círculos de analistas de la geopolítica japonesa es la siguiente ¿este nuevo gobierno traerá consigo nuevas políticas?

En vísperas de la cita electoral, la situación política japonesa se encontraba revuelta: casos de corrupción que asediaban al gobierno y agitación e incertidumbre por la política exterior (la creciente tensión por el programa nuclear de Pyongyang y los problemas con Pekín por las islas emergentes en el mar de China), entre otros temas de los que hablamos anteriormente en “Ágora Nipón: De nuevo elecciones, un golpe de efecto.” Tras el paso de las elecciones y la consolidación de un nuevo gobierno con una mayoría absoluta en la dieta imperial (291 escaños para el partido del primer ministro Abe, el Partido Liberal Democrático, y 35 para su socio de gobierno, el Kōmeitō), entramos en un escenario perfecto para que Shinzo Abe proceda de forma cómoda en su programa de gobierno.

Pese a todo lo que cabría esperar, el giro de Abe hacia la política interna sorprende incluso dentro de las filas del propio PLD. Los problemas que aquejan a la sociedad japonesa han pasado a primer lugar en el “Kantei“, un ejemplo de este giro queda reflejado en las declaraciones de fuentes cercanas al despacho del primer ministro donde se afirma que “Abe quiere mostrarle al público que rápidamente está haciendo esfuerzos para convertir estos compromisos públicos en realidad”. Pero ¿cuáles son estos compromisos? Para Abe una de las cuestiones más urgentes es ampliar la oferta educativa del país, desde la base de las guarderías hasta la educación superior. El proyecto busca construir nuevas plazas infantiles por todo el país al mismo tiempo que se busca abordar el grave problema de natalidad nacional que ya se entiende como un obstáculo para el desarrollo del país.

Conteo de votos al final de la jornada electoral.

En este mismo orden de ideas, el gobierno empieza a preparar el camino de la abdicación del emperador Akihito. La ley de abdicación que salió adelante en julio de este año está lista para ser implementada pero el proceso es complejo, requiriendo la intervención del consejo imperial compuesto por los líderes de la cámara baja y de la alta, el primer ministro y miembros de la familia real. El paso final pasa por el gobierno que es el encargado de fijar la fecha de la abdicación, las ceremonias pertinentes y la fecha de proclamación del nuevo emperador.

En cuanto a política exterior, la oficina del primer ministro ha mantenido reuniones con el comandante del mando pacífico de los EEUU, el almirante Harry Harris. Estas reuniones buscan estrechar lazos de amistad y trazar estrategias de defensa conjunta, principalmente frente a la preocupación de Washington y Tokio por el programa nuclear de la vecina Corea del Norte. En esta línea de política exterior, la pasada reunión de los países de Asia Oriental culminó con un triunfo diplomático del gobierno japonés. El primer Ministro Abe logró que sus homólogos se sumaran a la condena del programa nuclear norcoreano, al mismo tiempo consiguió llevarse el compromiso de más sanciones que buscan asfixiar el esfuerzo bélico y la capacidad económica del país dirigido por Pak Pong-Ju.

Las elecciones que se han llevado acabo han dado estabilidad al Primer Ministro, también han supuesto una profunda derrota para el que se perfilaba como sorpresa en todas las encuestas, el “Partido de la Esperanza” liderado por la gobernadora de Tokio Yuriko Koike. Tras la derrota electoral, el consejo del partido se reunió el 15 de noviembre donde la líder Koike asumió la derrota como personal y presentó la dimisión como cabeza del joven partido. Las elecciones han servido como acicate al poder del Primer Ministro que ha visto en alza su popularidad y se ha consolidado como líder indiscutible de la nación.

La gobernadora de Tokio flanqueada por dos de sus candidatos. A la derecha, está Yoshinori Yoshida, su carta fuerte en Saitama. /foto de AFP

En resumen, esta contienda ha dejado la política japonesa en plena ebullición, los vuelcos del electorado son sorpresivos y obligan a los partidos a responder a las necesidades con inmediatez. El panorama no parece que se vaya a relajar, se aproxima una abdicación y la constante preocupación por el vecino coreano obligará al gobierno Abe a actuar de forma eficaz para defender los intereses del “país del sol naciente” Desde Ágora Nipón seguiremos de cerca los devenires políticos japoneses con especial interés.

 

Para saber más:

 

http://the-japan-news.com/news/article/0004071414

http://the-japan-news.com/news/article/0004067843

http://www.nippon.com/es/behind/l10567/

http://the-japan-news.com/news/article/0004069048

http://the-japan-news.com/news/article/0004066591

 

Alejandro Varón Vásquez

Graduado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid, su actividad académica gira entorno a los estudios modernos y contemporáneos de Asia Oriental siendo Japón su principal campo de investigación en el que trabaja actualmente.

Últimas entradas deAlejandro Varón Vásquez (ver todo)