Lo último

Cultura

Sabores de Oriente

Esos dulces y esponjosos mochi…

¿Qué tal si nos tomamos un helado poco convencional? Hace unos meses hablamos del refrescante té de perlas y os trajimos una receta dulce con judías rojas.

SONY DSC

 Antes de lanzarnos a la receta veraniega, vamos a hablar de su componente asiático: el mochi, un pastelito japonés con forma de bolita o cubito. De textura suave por fuera y esponjoso por dentro, el mochi está hecho a base de arroz glutinoso molido y agua.Sin duda, el origen del cultivo de arroz se exportó desde China. La aparición del mochi en la literatura se remonta hasta principios del siglo VIII, y por entonces, los mochi ya se consideraban un manjar exquisito consumido solamente por la nobleza o los emperadores en actos religiosos. Ya entre el siglo XIII y XIV se expandió su consumo al resto de la sociedad y en las ceremonias de té. Actualmente se consume en cualquier época del año pero es durante el «Hina Matsuri»  y el Año Nuevo Japonés cuando más se come, gracias a que el mochi tiene un gran significado cultural. El tipo de mochi más popular durante el Año Nuevo es el Kagami-Mochi («espejo mochi» en japonés), que se coloca en las casas, oficinas y templos como ofrenda. Se amontonan dos mochi redondos y de superficie plana, uno pequeño sobre otro grande, formando una pequeña pirámide. El Kagami-Mochi simboliza el Ying y el Yang, el Cielo y la Tierra.

El mochi tiene tal importancia en Japón que tiene hasta su propia ceremonia dentro de la celebración tradicional del Año Nuevo Japonés: El Mochitsuki. Dicha palabra significa literalmente machacar arroz para  y es hacer pasteles de arroz, y es precisamente lo que se hace en este día. Se elaboran mochi en grandes cantidades de forma tradicional, es decir dejando el arroz glutinoso en remojo para después ir golpeándolo y amasándolo con un mazo de madera en un mortero. Así se ofrecen buenos augurios para el inicio del nuevo año. Curiosamente, Mochizuki significa luna llena. A pesar de que los caracteres son distintos, tienen pronunciación similar y en Japón se representa la luna llena con un conejo machacando arroz en un mortero.

El mochi es tan versátil que aparece en multitud de platos: para tostar y comerlos directamente o acompañando a los tallarines udon, en dulces tradicionales como el daifuku (un pastel de mochi relleno de pasta de judías rojas), o el sakura mochi (con relleno de sabor a flor de cerezo), en sopas dulces o de verduras, e incluso sobre gofres (los llamados «moffle»).

Otros países asiáticos como China, Corea, Tailandia, Laos, Birmania y Filipinas también tienen su propia versión de pastelito de arroz glutinoso.

Y para que no se derrita nuestro postre veraniego, damos ya paso a la receta que nos trae Magdalena.

Mochi de helado

mochi-rice-cake

 En esta ocasión quería enseñaros una receta haciendo mochi relleno de helado. Se cocina en el microondas durante 5 minutos y después se da la forma, así de fácil.

SONY DSC

No olvides sacar los mochis del congelador unos minutos antes de servirlos para que no estén tan congelados.

Ración 6 personas (30 mochis pequeños) 

1 vaso de harina de arroz glutinoso

SONY DSC

 3/4 vaso de agua

1/2 vaso de azúcar

*Harina de arroz para enharinar

SONY DSC

*Helado de cualquier sabor que os guste

 Los pasos:

1. Preparar el helado. Esperar que el helado esté un poco derretido para poder sacarlo y darle forma con facilidad.

SONY DSC

2. Utilizar un molde de hielo para formar el helado. Congelar el helado de nuevo.

SONY DSC

3. Ahora vamos a preparar la pasta. Con un batidor manual mezclar bien la harina, el agua y el azúcar en un recipiente.

SONY DSC

4. Taparlo con un plástico transparente y cocinarlo en el microondas a máxima potencia durante 5 minutos.

SONY DSC

5. Sacar el recipiente con mucho cuidado. Remover la masa con una cucharada de madera.

SONY DSC

SONY DSC

6. Echarla en una superficie que esté enharinada con mucha cantidad de harina de arroz. Echar más harina de arroz encima de la masa. Enrollar la masa hasta que tenga 2 -3 mm de grosor.

SONY DSC

SONY DSC

7. Utilizar un vaso pequeño de 5 cm de diámetro para dar la forma y cortar la masa.

SONY DSC

SONY DSC

8. Meter la masa en el frigo para que esté frio.

SONY DSC

9. El paso final, ponemos el relleno en la masa. Enseguida guardarlo de nuevo en el congelador para que se quede firme.

SONY DSC

SONY DSC

10. Sacar los mochis del congelador cuando queráis servirlo y esperad unos minutos para comerlos. Disfrutad!

SONY DSC

Magdalena Kurniasih y Elena Ng

Magdalena
Soy Magdalena, y vengo de un país lejano, Indonesia. Llegué a España en 2003 sin hablar ni una palabra en castellano y ahora siento que esta es mi casa. A pesar de todo, mi sentido del gusto por la comida ha sido más dificil de cambiar:-). Me gusta tanto la cocina asiática que no puedo pasar una semana sin comer arroz blanco! En febrero de 2012 empecé mi blog de cocina: www.sabororiental.com. Era una manera de compartir mi pasión por la comida asiática y al mismo tiempo dar a conocer la cultura de estos países, y ahora el destino me ha traido a Yuanfang Magazine. Espero que os animeis a cocinar y probar unas recetas originales de comida asiática!

Elena
1987, Málaga
¿Qué le voy a hacer, si yo nací en el Mediterráneo y de familia hongkonesa? Desde pequeña, he palpado dos culturas muy de cerca, especialmente, la de la gastronomía. Mis experiencias en Alemania, Taiwán y Australia me han marcado positivamente y sobre todo, me han permitido disfrutar de sabores de tantas partes del mundo que se me hace la boca agua sólo de pensarlo. Aunque en mi cv figuran estudios de Comunicación y Traducción e Interpretación, a mí lo que más me gusta es saborear la vida viajando y probando especialidades gastronómicas.

Últimas entradas deMagdalena Kurniasih y Elena Ng (ver todo)