Lo último

Las olivas negras orientales

Olivas negras orientales

En mayo hablamos del lap cheong o «fuet chino» y en junio del youtiao o ‘churros chinos». Pues bien, hoy seguiremos con la misma tónica: os presentamos las «olivas/aceitunas chinas». Como algunos acertarán, no tienen ninguna relación con las olivas españolas y su sabor es bastante diferente también. Tampoco son necesariamente chinas. Son un fruto de un árbol tropical de hoja perenne, que alcanza una altura de entre 10 y 18 metros y es procedente del Sudeste Asiático, India y África. Su nombre científico es Canarium album pero al chino se traduce como 橄欖 (literalmente, «oliva»). El sabor de este fruto es curioso: amargo al principio y después de masticarlo durante un tiempo, se vuelve ácido y dulce. Se utiliza en salteados (como el popular arroz frito) y combina muy bien con pollo. El fruto se comercializa en encurtidos, ya sea solo (al cual se le añade sal) o con anchoas y gambas secas, tofu o col fermentada.

Aquí lo podemos encontrar en tiendas de alimentación asiáticas bajo el nombre de «oliva de Hong Kong» pero que en realidad está producido en la provincia de Cantón. Nuestra chef Magdalena va a preparar hoy un arroz frito con un toque especial. ¡Que aproveche!

Arroz frito con pasta de olivas negras chinas

Arroz frito con pasta de olivas negras chinas

Si no podéis encontrar la pasta de olivas negras en las tiendas de alimentación china, podéis prepararla desde cero.

La pasta de olivas negras:
2/3 vaso de olivas negras
2/3 vaso de acelgas (solamente las hojas)
Azúcar
Sal

Los pasos:
1. Poner a hervir 3 vasos agua con 1 cucharada de azúcar. Agregar las olivas negras y las hojas de acelgas. Hervir hasta que las hojas se queden chafadas.
2. Sacar las olivas y las hojas, escurrirlas y picarlas bien para que se quede como una pasta.
3. Poner a calentar una sartén pequeña con 1 cucharada de aceite de oliva. Saltear la pasta, agregar 1/3 cucharada pequeña de azúcar y 1/3 cucharada pequeña de sal. Cocinar la pasta durante unos minutos y sacarla del fuego.

Olivas negras orientales

Para preparar el arroz frito:

2 vasos de arroz blanco (click aquí para ver como prepararlo)
200 gr de langostinos / gambas (quitar las cáscaras)
2 dientes de ajo
1/2 vaso de hojas de cebolla tierna cortadas finas
1/2 pimiento verde cortado en trozos pequeños
2 huevos
Sal
1 1/2cucharadas de pasta de olivas negras
*Aceite de oliva

 Los pasos:
1. Poner a calentar la sartén a fuego máximo con 2 cucharadas de aceite de oliva. Saltear el ajo durante unos segundos, enseguida añadir los langostinos y los trozos de pimiento verde. Saltearlos hasta que los langostinos estén cocidos.
2. Agregar el arroz y la pasta de olivas. Mezclar todo bien. Añadir 2 cucharadas de aceite de oliva si lo necesita. Añadir sal y pimienta negra. Saltear el arroz durante un máximo de 2 minutos en total para que no se quede chafado. Sacarlo del fuego y añadir las hojas de cebolla. Mezclar too bien.
3. Preparamos la tortilla. Batir los 2 huevos, añadir sal y pimienta negra. Cocinar la tortilla a fuego mediano. Cortar la tortilla en tiras largas.
4. Para servir poner las tiras de tortilla encima del arroz frito. Está listo para tomar!
Arroz frito con pasta de olivas negras chinas

Magdalena Kurniasih y Elena Ng

Magdalena
Soy Magdalena, y vengo de un país lejano, Indonesia. Llegué a España en 2003 sin hablar ni una palabra en castellano y ahora siento que esta es mi casa. A pesar de todo, mi sentido del gusto por la comida ha sido más dificil de cambiar:-). Me gusta tanto la cocina asiática que no puedo pasar una semana sin comer arroz blanco! En febrero de 2012 empecé mi blog de cocina: www.sabororiental.com. Era una manera de compartir mi pasión por la comida asiática y al mismo tiempo dar a conocer la cultura de estos países, y ahora el destino me ha traido a Yuanfang Magazine. Espero que os animeis a cocinar y probar unas recetas originales de comida asiática!

Elena
1987, Málaga
¿Qué le voy a hacer, si yo nací en el Mediterráneo y de familia hongkonesa? Desde pequeña, he palpado dos culturas muy de cerca, especialmente, la de la gastronomía. Mis experiencias en Alemania, Taiwán y Australia me han marcado positivamente y sobre todo, me han permitido disfrutar de sabores de tantas partes del mundo que se me hace la boca agua sólo de pensarlo. Aunque en mi cv figuran estudios de Comunicación y Traducción e Interpretación, a mí lo que más me gusta es saborear la vida viajando y probando especialidades gastronómicas.

Últimas entradas deMagdalena Kurniasih y Elena Ng (ver todo)