Lo último

Sopas asiáticas

 El sol que está saliendo estos días engaña, porque hace igualmente un frííío… sólo nos apetece el plan «S.P.M» (Sofá-Peli-Manta). Pero ¿qué tal si lo acompañamos con una sopa calentita? Por lo general, las sopas suelen ser una de las grandes desconocidas dentro de la cocina asiática en España. Las que nos pueden sonar más son la sopa de miso (Japón), la sopa de Pho (Vietnam), el Tom Yum (Tailandia) y la sopa agripicante, la sopa de wonton y la sopa de maíz de los restaurantes chinos españolizados.

Curiosamente las sopas asiáticas se pueden clasificar en saladas y dulces. Por un lado tenemos sopas dulces (frías o calientes) como el Tong Sui (糖水, literalmente «azúcar agua»), que se toma como postre en la cocina cantonesa y que tiene muchas variedades: de pudding de tofu, de sésamo negro, con tapioca y coco, de almendras… aquellos que estén ahora en Hong Kong estarán comiendo de lujo, seguro; y la sopa de judía azuki, muy popular en China, Japón y Corea y que en pasado mayo mencionamos para hablar de esta legumbre dulce.

Y por otro, la base (y la clave) de las sopas saladas suelen girar en torno a caldos, sin recurrir a la leche u otro producto lácteo, y para espesarlas se utiliza fécula de patata. Las sopas saladas no se toman como entrante, sino que pueden ser uno de los platos principales durante la comida, o como acompañamiento de fideos (por ejemplo, la sopa de ramen japonesa).

Al margen de estas sopas, tenemos que mencionar una muy ligera (y a veces de consistencia espesa) que se consume en la mayoría de países asiáticos, cada uno con su propio toque claro: el «congee» o sopa de arroz blanco hervido, que se toma en el desayuno o como sustituto del arroz en la comida. En la cocina china, hongkonesa y taiwanesa, por ejemplo, el congee se acompaña de una especie de churro-porra (油條) en el desayuno. En general el congee se sirve de dos formas: 1. con ingredientes adicionales como carne, pescado, especias, condimentos o verduras; 2. la sopa de arroz blanco por sí sola como plato, pero especialmente cuando uno está enfermo, para facilitar la digestión.

Bueno, vamos a dejarnos de cháchara que nos vamos a pelar con este frío. Hoy Magdalena nos trae una receta muy sencilla de la sopa de maíz. Con un ingrediente tan fácil de conseguir, seguro que no se nos resiste. ¡Que aproveche!

 Sopa de maíz

Sopa de maíz

Ración 5 personas

Ingredientes:

  • 1/4 de cebolla (troceada fina)
  • 2 ajos (troceados finos)
  • 1 litro de caldo de pollo
  • 300 gr de maíz (de lata)
  • 200 gr de carne de cangrejo (se puede sustituir con pollo)
  • 1 cucharada pequeña de jengibre troceado fino
  • 2 cucharadas pequeñas de harina de maizena + 1/3 vaso de agua (mezclar bien)
  • 1/2 cucharada pequeña de sal
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharadas de cebolla tierna (la parte de hoja) cortada fina

Maíz

Pasos:

1. En una olla grande, saltear la cebolla, ajos y el jengibre con 2 cucharadas de aceite de oliva. En cuanto empiecen a estar dorados, añadir el caldo de pollo.

2. Cuando el caldo empiece a hervir, agregar el maíz, la carne de cangrejo, la mezcla de maizena con el agua y la sal. Cocinar durante unos minutos sin dejar de remover la sopa. Sacarla del fuego y servirlo con un poco de cortes de cebolla tierna por encima. Está lista para tomar!

Sopa de maíz

Magdalena Kurniasih y Elena Ng

Magdalena
Soy Magdalena, y vengo de un país lejano, Indonesia. Llegué a España en 2003 sin hablar ni una palabra en castellano y ahora siento que esta es mi casa. A pesar de todo, mi sentido del gusto por la comida ha sido más dificil de cambiar:-). Me gusta tanto la cocina asiática que no puedo pasar una semana sin comer arroz blanco! En febrero de 2012 empecé mi blog de cocina: www.sabororiental.com. Era una manera de compartir mi pasión por la comida asiática y al mismo tiempo dar a conocer la cultura de estos países, y ahora el destino me ha traido a Yuanfang Magazine. Espero que os animeis a cocinar y probar unas recetas originales de comida asiática!

Elena
1987, Málaga
¿Qué le voy a hacer, si yo nací en el Mediterráneo y de familia hongkonesa? Desde pequeña, he palpado dos culturas muy de cerca, especialmente, la de la gastronomía. Mis experiencias en Alemania, Taiwán y Australia me han marcado positivamente y sobre todo, me han permitido disfrutar de sabores de tantas partes del mundo que se me hace la boca agua sólo de pensarlo. Aunque en mi cv figuran estudios de Comunicación y Traducción e Interpretación, a mí lo que más me gusta es saborear la vida viajando y probando especialidades gastronómicas.

Últimas entradas deMagdalena Kurniasih y Elena Ng (ver todo)