Lo último

Ideas

Ágora Nipón

Progreso y cultura, el pasado Meiji como patrimonio de la humanidad.

La UNESCO y el patrimonio Meiji

Vista de los astilleros Mitsubishi en Nagasaki desde la residencia Glover.

El concepto de “nación” es un término relativamente moderno. La idea de que las entidades territoriales deben identificarse con una serie de símbolos empieza a tomar fuerza con el reinado de Luis XVI de Francia. Pero las naciones son mucho más que banderas, himnos o tradiciones. Son construcciones que deben su imagen contemporánea a una serie de eventos que las definen, tanto en su forma cronológica, como en la esencia misma del espíritu y patrimonio nacional.

Japón es un país de tradiciones y su llegada a la época contemporánea pasó por un gran trauma. El Bakumatsu y el proceso de Restauración Meiji serán los eventos que definan el futuro de la nación en el siglo XX. El programa económico y de reformas iniciado por los primeros gobiernos de Itō Hirobumi será el germen de un potencial industrial que permitirá a Japón, en menos de 40 años, ponerse al frente del progreso en Asia y llegar a rivalizar con las potencias occidentales.

Hornos reverberadores de Nirayama.

En julio de 2015 los japoneses celebraban la inclusión de los iconos industriales del periodo Meiji en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La organización tomo en consideración los criterios II (atestiguar un intercambio de valores humanos considerable, durante un periodo concreto o en un área cultural del mundo determinada, en los ámbitos de la arquitectura o la tecnología, las artes monumentales, la planificación urbana o la creación de paisajes) y IV (ser un ejemplo eminentemente representativo de un tipo de construcción o de conjunto arquitectónico o tecnológico, o de paisaje que ilustre uno o varios periodos significativos de la historia humana) de la lista de consideraciones para la inclusión de patrimonio en la lista. El conjunto está compuesto por astilleros, castillos, hornos, minas, fábricas y estaciones que se convirtieron en elementos indispensables o claves en el proceso de industrialización del país. Haciendo un repaso a la lista, nos encontraremos con sitios tan emblemáticos, tanto para el país como para las compañías privadas emergentes, como los Astilleros Mitsubishi de Nagasaki o las Manufacturas Estatales de Acero en Yamata.

Si bien algunos de estos sitios ya se encontraban operativos antes de la restauración, será durante el periodo Meiji donde tomen especial importancia. Las primeras inversiones económicas de calado empiezan a llegar con la reforma económica de Okubo Toshimishi de 1870. Esta primera revisión de todo el sistema impositivo del país tiene 2 finalidades: recabar para el nuevo gobierno central los antiguos estipendios pagados a los señores de los Han. El sistema pretendía hacer cargo a los titulares de tierras del nuevo impuesto en base a la extensión y su productividad (taza alrededor del 3%). En segundo lugar, se pretende redirigir los nuevos recursos estatales a inversiones de vital importancia para la industrialización del país (la línea férrea Tokio-Yokohama verá la luz en 1872). Pero ¿qué ha ocurrido con las viejas oligarquías y grandes casas comerciales del periodo Edo? Durante esta etapa la reconversión de los antiguos señores hacia burgueses capitalistas empieza a tomar forma, del mismo modo que las grandes casas comerciales empiezan una revisión de sus planes de negocios ajustándolos a la nueva realidad del país. El gobierno detecta a mediados de los años 70 y principios de los 80 un estancamiento en los procesos de inversión industrial por parte del sector privado ¿la solución? Reconducir las inversiones estatales. Se le da mayor importancia al sector industrial y se deja en segundo plano el campo (que para estos años genera el 80% de las rentas estatales).

Actividad minera en la isla Hashima a finales del siglo XIX.

Lejos de los números estadísticos y las cuestiones históricas, este conjunto de enclaves ha logrado resistir el paso del tiempo de forma impresionante. Señalemos que muchos de estos conjuntos con una mezcla entre lo natural y la acción humana lo que eleva el valor de los lugares pese al desconocimiento de algunos ciudadanos del país de su existencia. También cabe mencionar que lo que persigue la UNESCO con la inclusión de estos sitios es poner en valor el primer proceso de industrialización lejos de Europa, la capacidad japonesa para vertebrar un proceso traumático en un entorno hostil y la propia resolución del gobierno, estadistas, inversores y trabajadores para construir un nuevo país entorno a la unidad frente al peligro occidental.

Algunos de estos lugares tienen asociadas cargas políticas e ideológicas complejas. Pese al amplio dossier aportado por las autoridades japonesas, generaron polémicas en su nombramiento como patrimonio. Esto se debe a que, en algunos de los sitios de explotación como las minas de carbón, fueron empleados cientos de trabajadores en condiciones de semi-esclavitud (principalmente ciudadanos de la Corea ocupada desde la caída de la dinastía Joseon). La huella de este “oscuro pasado” puede aún verse en la sociedad japonesa ya que los descendientes de muchos de estos coreanos aún viven en Japón (representan el mayor grupo étnico minoritario del país y son conocidos como “coreanos zainichi“).

Desde Ágora Nipón creemos importante brindar un espacio a las cuestiones culturales japonesas, resaltar los valores sociales de este conjunto de ubicaciones es apuntar directamente al germen del Japón moderno y brindar la posibilidad, a los no iniciados en las cuestiones orientales, de conocer una parte olvidada del patrimonio cultural del país y, desde 2015, patrimonio de todos.

 

 

Para saber más: 

 

  • Sitio web de la UNESCO (en inglés): http://whc.unesco.org/en/list/1484/
  • Sitio web del ministerio de asuntos exteriores japonés (en inglés): http://www.mofa.go.jp/policy/culture/coop/unesco/c_heritage/w_heritage/
  • Web de turismo de Japón (en inglés): http://www.japan-guide.com/e/e2252.html
  • Wed de “The Japan Times” (en inglés), información nacional sobre el estatus dado por la UNESCO: http://www.japantimes.co.jp/news/2015/07/06/national/history/unesco-decides-to-add-meiji-industrial-sites-to-world-heritage-list/#.WOorH1PyjaY
  • Decisión final de la UNESCO sobre la propuesta japonesa (en inglés, desde la web de la UNESCO): http://whc.unesco.org/archive/2015/whc15-39com-19-en.pdf

Alejandro Varón Vásquez

Graduado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid, su actividad académica gira entorno a los estudios modernos y contemporáneos de Asia Oriental siendo Japón su principal campo de investigación en el que trabaja actualmente.