Lo último

Ideas

Al Oeste del Este

Que Mao viva diez mil años

El pequeño chino maoísta

quemaovivadiezmilañosXiao Li crece rodeado de pósters. No son de mujeres sensuales o cantantes que quiera imitar, es seguidor fiel del Gran Timonel. Vive rodeado de imágenes en las calles y en la escuela. Recita el Libro Rojo, compite con sus amigos para ver quien recuerda más citas del Pequeño Libro Rojo, forma escuadrillas contra la burguesía en su vecindario. Cree en lo que sus padres, sus profesores, los carteles y millones de chinos le dicen cada día, todos los días. Que el Presidente Mao viva diez mil años, serían las primeras palabras que más desearían sus padres que aprendiera a decir.

 Una sonrisa bondadosa, una frente amplia y un gesto protector. Un campesino, una obrera, fuera lo arcaico feudal, acabar con el enemigo. Mensajes autoritarios. Por el bien de todos, haz esto, hazlo así, hazlo ahora. Frente al capitalismo y la recuperación de Occidente tras la segunda guerra mundial, Mao y Stalin lideran a sus camaradas al comunismo, unidos en sus diferencias contra el enemigo común.

ASTVIDACHINUna vida en China, cómic publicado por la editorial Astiberri, tiene una estética simple en primera persona. Xiao Li, hijo de una obrera y de un ejecutivo del Partido Comunista, nos narra el amor a la patria y al líder, aprendido desde su nacimiento, en 1955. Es El tiempo del padre, la China maoísta, desde la exaltación a la desorientación por la muerte de Mao en 1976. Le siguen El tiempo del Partido y El Tiempo del Dinero.

 La trilogía, fruto de la colaboración entre Li Kunwu, antes dibujante de propaganda comunista china durante treinta años, y P. Otie, recoge los momentos clave de la China contemporánea. Un recorrido denso que logra convertir en cotidiano lo extraordinario con la sencillez de las viñetas.

 A golpe de carteles

matamoscasKunwu da protagonismo a la propaganda que marca los hitos históricos de China. Imágenes estáticas que encienden las esperanzas del que mira, que le señala y le dice, ¡actúa! Objetivos como alcanzar a Gran Bretaña en producción, creando pequeños hornos de fundición en cada lugar, o matar a los pájaros, ratas e insectos todos a una para combatir la escasez en los campos. Palabras e ilustraciones que cobran vida en la mentalidad colectiva. Mao deja espacio a otros líderes anónimos como Lei Feng para paliar el fracaso del Gran Salto Adelante. Líderes que ayudan al prójimo y  valoran el trabajo como una causa común, humildes que preferien el ‘nosotros‘ al ego.

 Los carteles actúan como altavoces mudos, empujando a las metas más simples pero efectivas por la unión de fuerzas.

 La Campaña de las Cien Flores para denunciar a los corruptos, que limitó la libertad intelectual y artística. El Gran Salto Adelante, que quiso acelerar el crecimiento industrial y económico creando grandes comunas agrícolas, un fracaso con cerca de 30 millones de muertos por hambruna en los años sesenta. La creación de los guardias rojos que iniciaron la Revolución Cultural, acabando con las élites intelectuales y dando el mando a jóvenes incultos, la pérdida lo arcaico feudal, parte de la historia y patrimonio chino son los grandes eventos de la China maoísta. El Gran Timonel continúa como líder, gracias a los guardias rojos, con un aura populista más fuerte que nunca. Le haría caer ya la muerte natural, pero no los errores o quienes se disputaban robarle poder.

 No es publicidad, es propaganda

Al igual que la economia ha pasado a ser capitalista, la propaganda ha adoptado una estética occidental con eslóganes anacrónicos. Los contrarios en un extraño equilibrio que funciona.

110125Escena-Una-vida-en-China

Viñeta de «Una vida en China»

 Demasiado evidentes, las frases rotundas están expuestas a una sociedad menos inocente, una minoría refugiada en Internet. “Una vez que China sea prospera y rica, ¿qué hara?”, se cita en el articulo de Hao Qun, autor de Dejame solo: Una historia de Chengdu.

 Hao Qun en El nuevo rostro de la propaganda china expresa lo inútil que es la propaganda. Sin embargo, desde la perspectiva del Partido continúa la inversión en los carteles y siguen inundando las calles de la segunda potencia mundial. La poblacion china sigue creyendo que una mejora del país conlleva una mejora personal.

 videoimagenUno de lo últimos vídeos virales, de procedencia dudosa, es un ejemplo de la propaganda que el Partido puede adoptar en el futuro. En este video se compara a Obama, Cameron y Xi Jinping. Bajo el lema de “No quieres ser Presidente, quieres estar preparado”, el video defiende la jerarquía ddel Partido Comunista, y transmite valores de transparencia e igualdad a la hora de ser Presidente en China. No ha sido elegido, pero ha pasado muchos filtros y todos pueden ser Presidentes de la Republica Popular China si tienen habilidades.

 Es un vídeo corto, claro y cercano que simplifica la dicotomía entre el comunismo y la democracia. La propaganda acalla las dudas. Aunque visualmente evolucione, el contenido sigue siendo rotundo. Una comunicación unidireccional del Partido hacia los chinos, impulsando creer en el Sueño Chino de Xi Jinping en vez de lanzar a la población a matar moscas todos a una.

Aunque oficialmente soy Yuan Yuan, en mi día a día se impone Susana. Soy de origen alicantino, con rasgos asiáticos y una mente abierta y curiosa. Aspiro a ser periodista, a comunicar y a transmitir la compleja realidad desde la humildad de quien no lo sabe todo, pero tiene la voluntad de intentarlo. Inquieta, conciliadora y sociable, pienso que todos podemos aportar lo mejor de nosotros con respeto y educación. Nadie nace sabiendo, pero sí con ganas de aprender, de crecer y de ampliar fronteras. Me interesa todo, pero especialmente los temas sociales y culturales. Mi letrero, si tuviera, sería «en construcción».

Últimas entradas deSusana Ye (ver todo)