Lo último

Ideas

El experto recomienda

Gladys Nieto recomienda… “Gifts, Favors and Banquets. The Art of Social Relationships in China”

una publicación para entender, más allá de tópicos, el sistema de relaciones chino

El arte social en China

Mayfair Mei-Hui Yang, Gifts, Favors and Banquets. The Art of Social Relationships in China, Ithaca: Cornell University Press, 1994, 370 p

Siempre recuerdo cómo llegó este libro a mis manos, recién editado, comprado casualmente por una amiga antropóloga en sus vacaciones a Estados Unidos. Un regalo magnífico, a primera vista, un interrogante sobre un término que sonaba en muchos ámbitos vinculados a China, a descifrar desde una mirada antropológica.

El libro de Mayfair Yang fue mi entrada hacia la reflexión sobre el concepto de las relaciones sociales (guanxi). Y quizás por haberme iniciado desde un texto que plantea una gran complejidad en el abordaje de este fenómeno social, es que sigo resistiéndome a entender esta categoría como algo simple, atemporal, dado y esencializado, o como un mero instrumento para la obtención de beneficios.

Hablar de guanxi –al menos desde esta parte del mundo– suele vincularse estrictamente a la cultura empresarial china y a la forma en que los estudios del management y la administración de empresas han contribuido a fijar como claves para hacer negocios en ese país. Actualmente la literatura sobre guanxi originada en estos espacios es muy amplia. Chen y otros autores (“Chinese Guanxi: An Integrative Review and New Directions for Future Research”, Management and Organization Review) 9:1, 2013) han realizado una recopilación de más de 250 artículos en chino e inglés, identificando las distintas definiciones, perspectivas teóricas y métodos utilizados en la investigación empírica, mayoritariamente en empresas. Y afirman que la producción de la investigación sobre guanxi en el ámbito empresarial se inicia en 1990 con un crecimiento pronunciado en el número de artículos publicados llegando a un pico en 2008.  El interés por el análisis de las relaciones personalistas de guanxi es tal que hay autores que defienden la singularidad de una variedad específica de capitalismo (“de guanxi”) que supone una ventaja competitiva del capitalismo chino en la economía global, con capacidad para enfrentar otras variedades de capitalismo, especialmente el modelo neoliberal (Mc Nally, “China’s Changing Guanxi Capitalism: Private Entrepreneurs between Leninist Control and Relentless Accumulation”, Business and Politics, Vol. 13, Nº 2 (5), 2011). Para estos autores, tal “capitalismo de guanxi” es entendido como una yuxtaposición de un capitalismo controlado por el Estado y otro conformado por redes empresariales. La combinación entre ambos se sostiene por las relaciones personalistas que vinculan a los empresarios privados con la oficialidad, en la construcción de la confianza en el sistema y la compensación de las incertidumbres institucionales.

Más allá de que estemos de acuerdo o no con que el capitalismo tiene formas más o menos benignas, y que estas formas son o no específicas (definida su especificidad en términos de los Estados-nación) en un contexto internacional signado por la incorporación de todos los pueblos directa o indirectamente a un sistema de relaciones de mercado, la limitación del análisis de las relaciones sociales en China como un fenómeno económico ligado a la empresa, lo que ha hecho es reducir la complejidad de este “hecho social total” (en término de Marcel Mauss). La perspectiva maussiana es asumida por Mayfair Yang en su libro, en el que entiende el arte de las relaciones sociales (guanxixue) como un intercambio generalizado de regalos, favores y banquetes, en los que entran tanto bienes materiales como inmateriales, simbólicos y rituales. Un sistema de reciprocidad amplio y extendido en el que la gente ayuda y se deja ayudar, cuida y es cuidada, y en el que funcionan las obligaciones de dar, recibir y devolver, considerando la producción de sentimientos humanos (renqing). En este libro, su autora describe y explica –desde una perspectiva emic de los propios actores– la lógica y mecánica del guanxixue así como explora las condiciones históricas y sociales que han conducido a su emergencia (o reemergencia). Su trabajo de campo se desarrolla preferentemente en el ámbito urbano desde inicios de la década de 1980, extendiéndose en dos años de estancia continua en China, y en distintas visitas cortas hasta principios de la década de 1990, en un contexto signado, como ella misma define, por una “cultura del miedo” con la experiencia de la Revolución Cultural aún presente.

Algunos capítulos de su libro constituyen imágenes y narrativas magníficas de detalles de las prácticas de la vida cotidiana en las ciudades chinas relacionadas con el arte de las relaciones sociales, en la documentación de cantidad de situaciones de este tipo de intercambios generalizados en los que juegan lógicas internas, tácticas, métodos, y normas específicas de etiqueta y actuación. Todo ello interpretado desde una mirada reflexiva atenta a las distinciones  de clase y de género. Mayfair Yang no sólo nos muestra cómo opera esta economía de los regalos sino que avanza teóricamente con su hipótesis de que estas prácticas del arte de las relaciones sociales pueden estar conformando un espacio independiente de los principios del Estado o delineando incipientemente los contornos de una “sociedad civil”. Esta autora produjo su etnografía en un contexto económico y social signado por el predominio de una economía centralizada y una muy incipiente economía de mercado. Por ello la relación entre las guanxi estaba muy vinculada al poder redistributivo del Estado.

Actualmente en China no hay escasez de bienes de consumo y el contexto es el de una economía “capitalista”. De allí que las formas en que operan las guanxi se hayan modificado, disminuyendo en ciertas esferas sociales y encontrando nuevos espacios en los que expresarse. Para Yang y otros antropólogos que han analizado el arte de las relaciones sociales en zonas rurales (Yan Yunxiang o Andrew Kipnis) no es posible desvincular las guanxi de aquellas instituciones sociales en las que se engarzan (sea la aldea, la comunidad, la institución, el barrio) y de las que emanan su legitimidad y un marco moral. Por ello las guanxi no son sólo “enchufes”, formas instrumentales de utilización de personas influyentes para la obtención de favores, sino complejos sistemas de reciprocidad en los que se juegan características afectivas y emocionales. Y es en este punto en el que este libro restituye a las guanxi, esa visión clásica y holista de la antropología que ciertas perspectivas instrumentalistas han contribuido a soslayar.

Gladys Nieto

Profesora de Antropología de China e investigadora del Centro de Estudios de Asia Oriental en la UAM. Sus líneas de investigación se centran en la inmigración china y género en China.