Lo último

Ideas

New Bloom Magazine

Entrevista a Yvonne Leung Lai Kwok

En los últimos años, la escena política hongkonesa ha experimentado una gran actividad política como consecuencia del surgimiento de un potente movimiento ciudadano – con diversas expresiones políticas –  a favor del sufragio universal. Especialmente los más jóvenes, que tradicionalmente habían tenido una posición pasiva y cínica en este ámbito, han jugado un papel crucial en el desarrollo político de Hong Kong. Un claro ejemplo fue la emergencia del Movimiento de los Paraguas (雨傘運動) en 2014 que supuso un punto de inflexión para un gran número de jóvenes y partidos políticos minoritarios partidarios del sufragio universal.

Fuente: Yvonne Leung Lai KwokYvonne Leung Lai Kwok es un ejemplo de uno de los muchos jóvenes hongkoneses que han participado activamente en la vida política de la ciudad autónoma en los últimos cinco años. Yvonne se afilió al Civic Party (公民黨) de Hong Kong en 2012, uno de los partidos emergentes que desde el año 2006 han promovido el establecimiento del sufragio universal en Hong Kong. También fue la presidenta del Sindicato de Estudiantes de la Universidad de Hong Kong durante el año 2013, lo que le llevó a involucrarse políticamente en el Movimiento de los Paraguas en 2014. Durante la conversación que mantuvimos con ella el pasado mes de abril nos explicó los retos que tienen que afrontar los partidos pequeños como el Civic Party y los movimientos estudiantiles en la activa escena política hongkonesa.

Brian Hioe: ¿Nos podrías explicar un poco tu biografía política?

Yvonne Leung Lai Kwok: Me afilié al Civic Party como becaria en el año 2012 y luego me matricule en la Universidad de Hong Kong en la que participé en diferentes organizaciones estudiantiles como el Sindicato de estudiantes de la Universidad de Hong Kong. Me presenté como candidata a las elecciones del sindicato y fui la presidenta durante un año.

BH: ¿Nos podrías explicar un poco sobre el Civic Party? ¿Cuál era tu posición en el partido?

YLLK: Me afilié al Civic Party como becaria cuando acabé mis estudios de secundaria en 2012, sin embargo no continué en el partido al acabar mis prácticas. En aquél momento, el partido estaba formado por abogados y algunos profesores universitarios de ciencia política. Ellos representaban algunos de los valores fundamentales de Hong Kong ya que eran partidarios de promover el sufragio universal en las elecciones del Jefe del Ejecutivo de Hong Kong.

Ferran Pérez Mena: ¿Cuáles son los principales objetivos políticos del Civic Party?

YLLK: Básicamente, el Civic Party participa en canales formales políticos. Por ejemplo, participó en las elecciones Legislativas y de Distrito en Hong Kong. También participa en canales informales de participación política como por ejemplo manifestaciones organizadas por la sociedad civil hongkonesa. El Civic Party también participó en las protestas y manifestaciones organizadas por “Occupy Central” con “Love and Peace” en 2014.

 BH: ¿Cuáles son las diferencias entre los sindicatos de estudiantes y los partidos políticos pan-democráticos como el Civic Party?

YLLK: Creo que ambas partes comparten ideas y preocupaciones similares. Por ejemplo, los sindicatos de estudiantes y los partidos pan-democráticos son partidarios del sufragio universal en Hong Kong. Básicamente, creo que respecto algunas ideas existe un cierto consenso entre los partidos políticos pan-democráticos, incluido el Civic Party.  Algunas de sus reivindicaciones políticas también son compartidas por los estudiantes. Sin embargo, una de las diferencias entre los sindicatos de estudiantes y los partidos pan-democráticos es el hecho de que los sindicatos no tienen la intención de disputar escaños en el Consejo legislativo.

En general, creo que ambas partes comparten objetivos similares. Por supuesto, en ocasiones, y especialmente durante las ocupaciones del Movimiento de los Paraguas, nosotros solíamos sentirnos un poco frustrados porque los partidos políticos tendieron a ser más conservadores.  Ellos se preocupan más por sus votantes, y les suele preocupar las consecuencias de la desobediencia civil ya que es algo que no suele ser aceptado por algunos de sus votantes y por lo tanto les puede hacer perder votos. El Civic Party es un partido político que promueve canales formales de participación política ya que fue establecido para representar a los votantes dentro del marco de unas elecciones.

En cuanto a los líderes estudiantiles, ellos sólo responden a nuestros electores, es decir a los estudiantes. Creo que los estudiantes suelen ser más radicales porque la responsabilidad que ellos tienen suele ser menor que la de los partidos políticos. A veces pienso que hay algunas diferencias entre los estudiantes y los partidos políticos.

Sin embargo, a veces necesitamos el apoyo y la aprobación de los partidos políticos. Por ejemplo, los estudiantes queremos promover un referéndum en Hong Kong,  sin embargo no disponemos del poder legal para poderlo llevar a cabo, así pues, para conseguir dicho objetivo tenemos que cooperar con los partidos políticos. Una manera de cooperación es a través de elecciones parciales. Le pedimos a ciertos legisladores que representan ciertos distritos electorales que renuncien al cargo y que se presenten a las elecciones parciales. Utilizamos ese mecanismo para pedir a los ciudadanos que voten a esos representantes – ya que éstos están a favor del sufragio universal en Hong Kong-, así pueden reacceder a la legislatura otra vez. Utilizamos este método ya que es lo más parecido a un referéndum. Sin embargo, en Hong Kong existen muchas limitaciones, por lo tanto necesitamos cooperar con los partidos políticos a pesar de las diferencias políticas

FPM: ¿Cuáles fueron los principales retos que el Civic Party experimentó cuando ganó 10 escaños en las elecciones de distrito en 2015?

YLLK: El mayor reto que tuvo que afrontar el Civic Party fue la falta de recursos. Para administrar el consejo del distrito se necesita invertir muchos recursos en el distrito. Por ejemplo, recursos económicos para organizar eventos sociales que satisfagan las necesidades de los ciudadanos. Por ejemplo, la Alianza Democrática por la Mejora y el Progreso en Hong Kong – es un partido político pro-establisment- tiene muchos recursos. Por lo tanto, pueden organizar picnics para personas mayores, y esto les ayuda a ganar votos. Pero en el caso del Civic Party no tenemos muchos recursos para organizar este tipo de eventos para los votantes de los distritos. A veces, cuando la gente vota en las elecciones de distrito sólo piensa en las ventajas de su distrito y no en valores más generales,  no piensa en si un candidato apoya la democracia o el sufragio universal . Los ciudadanos suelen pensar en este tipo de ideas cuando votan en las elecciones legislativas. Creo que fue bastante difícil para el Civic Party conseguir 10 escaños en el distrito dado la falta de recursos del partido.

FPM: ¿Cómo crees que se puede conseguir justicia social en Hong Kong dada la situación y las características de la ciudad?

 YLLK: Creo que es bastante difícil porque Hong Kong tiene muchos problemas, considero que el sufragio universal es la única manera para poder intentar conseguir justicia social ya que queremos que un mayor número de gente participe en el proceso de decisión. Uno de los principales problemas de Hong Kong es la disparidad salarial. Básicamente, el problema entre la diferencia salarial entre los ricos y pobres de Hong Kong, y la hegemonía de los promotores inmobiliarios. Creo que este tipo de problemas sólo pueden ser solucionados si imponemos políticas que puedan redistribuir el poder. Así pues, el sufragio universal podría ser una manera para llevar a cabo dicha redistribución, sin embargo, diría que esta no es la manera más directa. Aparte de la disparidad salarial, otro problema que afecta la justicia social es la llegada masiva de ciudadanos de China continental. Los ciudadanos de Hong Kong no tienen recursos. Por ejemplo, es difícil para las madres encontrar guarderías para sus hijos o incluso comprar leche en polvo para los bebes. Esta situación es mucho más complicada para las madres que viven en la parte norte de los Nuevos Territorios, ya que están justo en la frontera con China. A veces, las madres chinas viajan a Hong Kong para intentar enviar a sus hijos a las escuelas o para comprar productos para sus bebes. Este problema suele acentuarse en los Nuevos Territorios, aunque también está sucediendo en otras partes de Hong Kong desde del año 2003, los ciudadanos de china continental pueden entrar en Hong Kong fácilmente, sólo necesitan solicitar un permiso que se concede sin muchos problemas ya que se requieren pocos requisitos. Ese permiso les facilita el acceso a Hong Kong, y les permite venir a comprar leche en polvo y venderla en China continental, ya que es una manera de obtener beneficios. Como resultado, esto sucede desde hace bastante tiempo, existe una guerra por los recursos en Hong Kong. Recientemente ha habido algunas mejoras. Por ejemplo, respecto la leche en polvo, es una de las cosas que el Consejero Delegado CY Leung ha hecho bien, ya que se ha limitado el número de potes que los ciudadanos de China continental pueden llevarse. Creo que es un máximo de dos potes de leche en polvo por viaje. Sin embargo, el problema aún no se ha resulto ya que existe un gran flujo de ciudadanos chinos que vienen a Hong Kong  y esto sobrecarga las infraestructuras y recursos de Hong Kong.

BH: Una de las cuestiones discutidas por algunos expertos respecto a la política hongkonesa es que la dicotomía entre izquierda y derecha no explica correctamente el espectro político de la ciudad. Sin embargo, se suele creer que la división entre las posiciones políticas tiene que ver con la independencia/más autonomía de Hong Kong o actitudes más pro-chinas que promueven relaciones más cercanas con China. ¿Qué opinas sobre esto?¿Crees que está descripción es correcta?

YLLK: Efectivamente, es muy difícil etiquetar a los políticos en Hong Kong utilizando las etiquetas de izquierda y derecha. En China, los partidarios del régimen comunista sostenían que eran de izquierdas. Muchos años antes del traspaso de Hong Kong a China, en 1966 y 1967, hubieron manifestaciones y disturbios en Hong Kong iniciados por aquellos que apoyaban a China y se autoproclamaban izquierdistas. Para mí, aquellos que se opusieron a aquellas manifestaciones eran de derechas.Sin embargo, con el paso del tiempo, desde el traspaso de Hong Kong a China, creo que durante muchos años la gente ha dejado de autoetiquetarse según  los términos de “izquierda” y “derecha”. Sin embargo, durante los últimos años, especialmente después del año 2010 y 2012, la gente ha vuelto a utilizar esos conceptos. Básicamente, aquellos que se oponen a la influencia China suelen ser etiquetados de “derechas”. La gente que apoya el universalismo, por ejemplo, el apoyo a la libre entrada de ciudadanos chinos a Hong Kong, o aquellos hongkoneses que se preocupan más por el desarrollo democrático de China suelen ser denominados de “izquierdas”. El uso de este tipo de etiquetas ha cambiado durante el tiempo. Es un poco difícil para nosotros utilizar el modelo occidental de izquierda y derecha para evaluar el tipo de políticos que tenemos en Hong Kong. Existe un consenso entre los Hongkoneses respecto a la voluntad de poder tener un sistema de sufragio universal o conseguir un sistema democrático genuino, en estos estos asuntos la izquierda y la derecha suelen colaborar sin muchos problemas. Después de todo, si conseguimos sufragio universal, ¿cuál será el próximo problema por el que la gente luchará?

FPM: ¿Crees que la política hongkonesa comparte similitudes con la política taiwanesa? ¿O Crees que Hong Kong y Taiwán tienen diferentes retos?

YLLK: Creo que hay algunas similitudes. Por ejemplo, antes del Movimiento de los Paraguas en Hong Kong, los taiwaneses tuvieron su Movimiento de los Girasoles. Me acuerdo de que después de que los estudiantes ocuparan el Yuan Legislativo en 2014 hubo acciones de apoyo en Hong Kong porque fue bastante inspirador para aquellos de nosotros que estábamos trabajando en los sindicatos de estudiantes. Nunca soñamos que los estudiantes pudieran llevar a cabo ese tipo de acción radical en ese momento, porque en ese momento en Hong Kong era inconcebible que los estudiantes pudieran ocupar un edificio gubernamental como consecuencia de la lucha por los valores e ideas en los que uno cree. Así pues, esa es una de las similitudes, ya que nos influenció mucho. Otra similitud con Taiwán es la existencia de bandos antagónicos como el  Pan-Blue y el Pan-Green, en Hong Kong también tenemos dos bandos antagónicos, los partidos pro-establishment y los pro-democráticos. La gente joven en Hong Kong suele apoyar a los partidos pro-democráticos, esto es muy parecido a lo de Taiwán. Los jóvenes taiwaneses suelen apoyar al bando Pan-Green. Además, existen ideologías emergentes que promueven la independencia de Taiwán y Hong Kong porque estamos sobreviviendo bajo las condiciones del “factor China” y estamos sometidos a las relaciones comerciales y empresariales con China continental. Todos tenemos capital “rojo” en nuestros mercados, y es muy difícil para Hong Kong y Taiwán poder evitar la fusión con el gran mercado chino.  Así pues, los problemas que estamos afrontando son muy similares.

BH: Para finalizar, ¿Cuál crees que debería ser la relación entre Hong Kong y China? Sabemos que es una pregunta difícil.

YLLK: Creo que para los hongkoneses es muy importante preservar los valores fundamentales de Hong Kong. En este punto, creo que la gran mayoría de chinos de China continental no comparten los mismos valores. Por ejemplo, el valor de la democracia o el del estado de derecho. Básicamente, los sistemas legales de Hong Kong y China son totalmente diferentes. Por supuesto que hay gente en China que está luchando por la democracia y el estado de derecho en China, pero no es lo que el público general desea. Sin embargo, creo que China ha mejorado aunque muy lentamente. Algunos creen que Hong Kong debe ser la fuerza motriz que modernice  y reforme China, pero creo que durante los últimos 20 años, especialmente desde el traspaso de Hong Kong a China, China ha sido más efectiva a la hora de influenciar a Hong Kong. Como consecuencia, creo que es imperante para los hongkoneses salvaguardar los valores de la ciudad antes de discutir sobre cómo cambiar China o llevar a cabo cambios substanciales en China. Es bastante triste porque yo también me consideraba china cuando era más joven. En el año 2008, casi todos los jóvenes de Hong Kong se sentían orgullosos de ver como Beijing organizaba los Juegos Olímpicos. Pero después de 8 años, me pregunto cómo es posible que exista una gran diferencia y  que ya no me sienta “china”. Es muy triste sentirse así. También creo que debo hacer algo para promover cambios en China, pero pienso que esa responsabilidad es una consecuencia de ser una ciudadana global y no como resultado de sentirme o no “china”.  Lucharía por la injusticia en cualquier parte del mundo. Me gustaría poder luchar contra la injusticia en Estados Unidos mientras al mismo tiempo trabajo ayudando a los abogados detenidos por promover los derechos humanos en China. No creo que China sea más diferente que otros lugares. Creo que es difícil para nosotros olvidarse de los ciudadanos chinos,  no abogo por cambios en China ya que lo veo como mi país.

 

 

New Bloom Magazine (破土)

La revista New Bloom (破土) es una publicación online taiwanesa que nació durante el Movimiento del Girasol en 2014. La revista fue creada por el taiwanés-americano Brian Hioe (丘琦欣) con el objetivo de debatir la política taiwanesa y de la región de Asia Pacifico desde un punto de vista crítico e internacionalista. Los colaboradores de la revista son un grupo de estudiantes y activistas de Estados Unidos y Taiwán.

Últimas entradas deNew Bloom Magazine (破土) (ver todo)