Lo último

Ideas

Focus

Viaje al Centro. El XIX Congreso del Partido Comunista Chino

¿A dónde se dirige China? El XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China celebrado en octubre de 2017 señala el rumbo a seguir por el liderazgo del mismo, que incluye renovaciones y continuidades, como la del Secretario General Xi Jinping, durante los próximos cinco años valorando el trabajo realizado el lustro anterior. El XIX Congreso del Partido nombrará a los nuevos cargos del Comité Central donde se concentra el poder dirigente del Partido y del Estado.
El Comité Central invitó a una delegación académica de países hispanohablantes para mostrar y compartir los preparativos del Congreso visitando su sede central y la de la provincia de Shanxi en marzo de 2017. Viaje al Centro. El XIX Congreso del Partido Comunista Chino es un libro resultado del “viaje al Centro” del poder político chino y cada contribución aporta datos y reflexiones sobre algún aspecto concreto de su funcionamiento a partir del diálogo establecido con cargos del Partido de diferentes departamentos nacionales y provinciales. Temas como el papel del pensamiento confuciano en el discurso político actual, el significado y la ideología subyacente del socialismo con características chinas, las características del sistema político de Partido-Estado, la corrupción y la disciplina, los think tanks y sus contribuciones al diseño de nuevas políticas e ideología, la erradicación de la pobreza, la proyección de China en el mundo globalizado y, finalmente las peculiaridades de su acción exterior, son abordados en este volumen que ofrece una diversidad de perspectivas enriquecedoras para comprender mejor las bases, presupuestos, motivos y razones, así como el funcionamiento y los objetivos a corto y medio plazo de una de las naciones más poderosas del planeta y del Partido que la dirige

Viaje al Centro. El XIX Congreso del Partido Comunista Chino, ha visto la luz gracias al compromiso de Edicions Bellaterra  con los temas de la China contemporánea y ha sido coordinado por  Joaquín Beltrán Antolín. La edición física (15.00 €) o e-book (5 €)  pueden adquirirse on-line en: http://www.ed-bellaterra.com/php/llibresInfo.php?idLlibre=1312

A continuación facilitamos el índice y la introducción de esta monografía.

Introducción, Joaquín Beltrán Antolín

  1. Visita de una delegación al Comité Central del Partido Comunista Chino, Eugeni Bregolat
  2. El discurso confuciano en la política china, Diana Andrea Gómez Díaz
  3. El sistema político de la República Popular China: funcionamiento del modelo de Estado-Partido, Lluc López i Vidal
  4. En torno al socialismo con características chinas, Andrés Herrera-Feligreras
  5. De animales y enfermedades: corrupción y disciplina en el Partido Comunista Chino, Eduardo Tzili-Apango
  6. Think tanks en China: del pensamiento crítico a la acción para las futuras reformas bajo el nuevo mandato de Xi Jinping, Marola Padín Novas
  7. El Partido ante la sociedad: la erradicación de la pobreza, Joaquín Beltrán Antolín
  8. La proyección china y la globalización: un acercamiento histórico estructural, Milton Reyes Herrera
  9. La acción exterior de China tras el XIX Congreso: la consolidación de una política exterior asertiva, Mario Esteban Rodríguez

Introducción[1]

por Joaquín Beltrán Antolín

La literatura de viajes se caracteriza por la reescritura. El itinerario se prepara con los libros de otros viajeros. Los lugares se conocen previamente gracias a sus relatos y se siguen las huellas y señales de libros anteriores. El destino deja de ser un texto que hay que descifrar para convertirse en un viaje por lecturas pasadas (…) [El viajero] No ve, sino que recuerda, no siente, sino que proyecta lo que ya conoce. De ahí que la literatura de viajes sea una reescritura de otros textos, un gran libro lleno de citas y de intertextualidades. No se viaja para confirmar, sino para corregir una inexactitud o una carencia informativa de un itinerario pasado. No se cita a un viajero ni se reescriben sus palabra, sino que se censuran datos anteriores (Almárcegui, 2016, pp. 45-46).

Este libro es el resultado de un viaje muy especial de investigadores y docentes de diversas generaciones dedicados al conocimiento sobre los mundos chinos, sobre la sociedad, política, historia, pensamiento y cultura a partir de formaciones e intereses de investigación concretos. Casi todos hemos residido en el país durante largos periodos de tiempo de duración variada en épocas diferentes y entendemos y hablamos chino con mayor o menor soltura. Nuestro trabajo está directamente relacionado con la producción del conocimiento sobre China, hemos leído a otros “viajeros”, es decir a otros investigadores sobre China, y escribimos, analizamos y reflexionamos sobre ella en nuestra cotidiana práctica de “reescritura, citas e intertextualidades”. Nuestros viajes a China, el aquí registrado y el de itinerarios pasados siempre han buscado llenar “carencias informativas”, es decir no sólo confirmar, sino también descubrir y de ese modo aportar nuevos materiales a la construcción del conocimiento.

China es un desafío constante, un gran y apasionado reto intelectual que una y otra vez cuestiona lo aprendido y exige nuevas propuestas paradigmáticas. No se trata de un problema de incapacidad de comprender, ni de encontrarnos ante una inevitable inconmensurabilidad, sino que a menudo nos obliga a dejar de lado lo aprendido bajo unos encorsetados parámetros para abrirnos a nuevas posibilidades no-imaginadas a pesar de su realidad y existencia. Las teorías existentes y los marcos conceptuales ya elaborados y conocidos se quedan cortos para abordar la evolución y transformación de un país-continente, imperio-civilización, sometido a un profundo e inmenso proceso de ingeniería social durante el último siglo. En definitiva, China es más que un simple Estado-nación y hay que dotarse de nuevos paradigmas para interpretar la “metamorfosis” –parafraseando a Ulrich Beck (2017)- que experimenta en la actualidad.

El viaje que hemos realizado ha sido un viaje al centro del poder político de China. Nuestro relato es parcial en un triple sentido, en primer lugar porque somos incapaces de abordar la totalidad del funcionamiento y de las características del ejercicio del poder y su ideología en China; en segundo lugar porque cada contribución aborda un aspecto concreto e interesado, en tanto que se ajusta a determinados temas en que cada colaborador se siente cómodo por su conocimiento un poco más especializado sobre el mismo; y finalmente porque hay otros muchos aspectos del poder que en el limitado espacio de este volumen no se pueden desarrollar. El objetivo quedó claro desde el primer momento: ofrecer un panorama general sobre temas clave del XIX Congreso Nacional del Partido.

La Oficina de Información Pública y Comunicación del Departamento Internacional (DI) del Comité Central (CC) del Partido Comunista Chino (PCC) invitó a una delegación académica hispanohablante compuesta por una española y seis españoles, una colombiana, un ecuatoriano y un mexicano para visitar China durante diez días de marzo de 2017. El nombre dado a la delegación fue “Preparando el XIX Congreso Nacional del PCC. Percepciones y expectativas de académicos hispanohablantes”, que en algunas ocasiones se simplificó a “Delegación de think tanks de países hispanohablantes”. La invitación proponía observar y conocer de primera mano la preparación del XIX Congreso Nacional del PCC, a celebrar en octubre de 2017, por parte del Comité Central. Es decir, literalmente ofrecía la oportunidad de “ser testigos de cómo el PCC a partir de su experiencia pasada y de los resultados de sus políticas, investiga para avanzar mejor en las reformas”, así como de “observar el procedimiento de toma de decisiones desde cerca y hablar en profundidad con investigadores y con quienes elaboran las políticas”. Además, se invitaba a los delegados a que durante el viaje “expresaran sus intereses y preocupaciones basadas en el conocimiento y experiencia previa”, así como las percepciones y expectativas que tuviéramos sobre el XIX Congreso.

Los viajes realizados a China por delegaciones invitadas por el PCC han constituido una fuente de información clave a lo largo del tiempo para conocer de primera mano y dar a conocer después a un público más amplio el estado de la cuestión del Partido en ese momento. De hecho, durante un tiempo, fue el único modo disponible de acceder a China para obtener información directa. El Partido solía invitar a “amigos” ideológicos para mostrar los avances de la revolución que se estaba llevando a cabo en el país. A menudo se seleccionaban “comunas modelo” y “unidades de trabajo modelo” que mostraban una parte parcial y modélica de los cambios llevados a cabo. Pero no siempre era así. Existen testimonios clave de visitantes extranjeros durante la época del maoísmo (1949-1976) que son imprescindibles para seguir con detalle la evolución del país. Por ejemplo, las obras de William Hinton, Fanshen. Un documento sobre la revolución en una aldea china (1966) y de Jan Myrdal, Una aldea de la China Popular (1969) tienen un gran valor etnográfico sobre el funcionamiento de las comunas rurales. Intelectuales y periodistas, además de activistas políticos de izquierda[2] eran invitados a China y muchos de ellos acabaron escribiendo y publicando sus testimonios, que más allá de lo sesgados que pudieran estar, o de la falta de comprensión sobre lo que se observaba, ofrecieron información al resto del mundo sobre las transformaciones de la República Popular China (Beltrán Antolín, 2014; Sáiz López, 2014).

Pues bien, con estos antecedentes de delegaciones invitadas en el pasado que tras su visita a China (d)escribían su experiencia, la propuesta fue recuperar esa genealogía mediante la obra que aquí se ofrece. Los tiempos han cambiado, ahora se puede ir a China de muchas formas para observarla, conocerla y analizarla. Los libros de periodistas y viajeros se multiplican, son los que más venden y los que prefieren publicar las editoriales comerciales. Las experiencias personales de viaje y los análisis rápidos y simplificados de un determinado contexto histórico tienen un público fiel y si además se dejan entrever las perversiones y fallas del sistema socialista, el éxito está asegurado. La selección de lo publicable con respecto a China es obvia e ideológicamente interesada y, en la mayoría de los casos, con un sesgo muy concreto de un “pensamiento único” que remarca la maldad implícita del comunismo. El “orientalismo político” está a la orden del día: nada bueno puede proceder de un régimen socialista, y este pre-juicio sólo busca su corroboración. Frente al orientalismo político aquí se ofrece una serie de reflexiones informadas realizadas por expertos que desde la academia se dedican a profundizar desde hace muchos años en la historia y presente de China con diversas perspectivas no exentas de pensamiento crítico, es decir, el que va más allá de las apariencias y simplificaciones para abordar la complejidad de cualquier fenómeno.

En la reunión de trabajo con el Departamento Internacional del Comité Central del PCC en su sede en Beijing nos explicaron con detalle sus funciones y cuál era su objetivo a la hora de invitarnos. En primer lugar, el Departamento Internacional se encarga de las relaciones del PCC con otros partidos políticos extranjeros, no sólo con los Partidos Comunistas sino con los de todo el arco ideológico, detenten o no el poder del gobierno en sus países respectivos. Por ejemplo, delegaciones del Partido Popular de España, de carácter conservador, ha intercambiado visitas con el PCC. Otra de sus funciones es preparar las ruedas de prensa con los corresponsales extranjeros, publicar materiales relacionados con el Partido y sus políticas en lenguas extranjeras, y organizar encuentros con expertos y think tanks extranjeros para debatir sobre diversos temas de interés para el Partido. La invitación a delegaciones extranjeras de académicos para conocer directamente el funcionamiento del Comité Central no es muy habitual, y según nos comentaron fuimos la segunda delegación de estas características invitada después de una procedente de Asia-Pacífico.

De hecho, nuestra delegación ha sido experimental y muy especial en el sentido de que se pretendía que fuéramos testigos de la preparación por parte del Comité Central de su  Congreso Nacional que se celebra cada cinco años para elegir y renovar al liderazgo y marcar el rumbo a seguir por el Partido y el país durante el siguiente lustro. Hemos tenido acceso en reuniones de trabajo a diversos departamentos del Comité Central que nunca se encuentran cara a cara con delegaciones de extranjeros, pues la relación con los extranjeros está centralizada y mediada por el Departamento Internacional. Se nos pidió explícitamente que preguntáramos todo lo que deseáramos sobre los temas que se trataban en cada reunión, es decir, querían saber qué es lo que interesa, preocupa o desea conocer sobre el Partido y su funcionamiento los “expertos-investigadores-académicos” extranjeros, como cuál es la reacción y respuesta de los interlocutores de cada departamento del Partido, en un ejercicio de transparencia y contacto directo con extranjeros con quienes no suelen interactuar en su trabajo cotidiano. Somos conscientes y agradecemos el esfuerzo y la paciencia que todos los miembros del Partido tuvieron con nosotros en cada reunión, muchas veces alargada por nuestras preguntas y reflexiones, y por sus respuestas, mucho más allá del horario previsto.

La delegación académica se constituyó a partir de una selección de invitados para lo cual el Departamento Internacional contó con la ayuda de contactos extranjeros con los que tiene confianza por su relación previa. En este sentido queremos agradecer a quienes propusieron nuestros nombres para participar en la misma, en concreto al profesor Sean Golden de la Universidad Autónoma de Barcelona, a Xulio Rios del Observatorio de la Política China y al embajador Eugenio Bregolat, entre otros. El tres veces embajador de España en China, Eugenio Bregolat, fue el miembro más destacado de la delegación y sobre quien recayó siempre la representación de la misma en los momentos formales de cada reunión o comida de trabajo, circunstancia que agradecemos todos enormemente. Ha sido un honor para toda la delegación el que estuviera al frente en cada ocasión respondiendo a todas las muestras de amabilidad recibidas por nuestros anfitriones.

De acuerdo a la agenda provisional, el viaje comenzaba en Shanghai a donde llegamos procedentes de España, Colombia, Ecuador y México. Una vez allí nos informaron que el plan original previsto de visitar al día siguiente a los funcionarios responsables de la Zona Piloto de Libre Comercio de Shanghai para conocer la práctica de la reforma se había cancelado, así como también se anuló la posterior visita a Zhengzhou, capital de la provincia de Henan, para entrevistarnos con los encargados provinciales de la experiencia de erradicación de la pobreza y posteriormente ir al distrito de Lankao como ejemplo provincial de haber librado a su población de la pobreza.[3] Shanghai, Zhengzhou y Lankao fueron sustituidas por Taiyuan, capital de la provincia de Shanxi, donde tuvimos varias reuniones de trabajo ejerciendo de anfitrión y gracias a la ayuda y organización de la Oficina de Asuntos Extranjeros y de Emigrantes Internacionales del gobierno provincial. Los departamentos que visitamos fueron la Comisión Provincial para la Inspección Disciplinaria, la Oficina de Estudio de Políticas del Comité Provincial del Partido, la Oficina Provincial para el Desarrollo y Erradicación de la Pobreza Rural y la Academia de Ciencias Sociales de Shanxi junto a otros think tanks provinciales.

Esta agenda, con la selección de los departamentos anteriores, señala las prioridades del Partido en el XIX Congreso y las del trabajo realizado durante el periodo del XVIII Congreso (2012-2017). Temas clave que aparecieron en la visita a Shanxi como la disciplina dentro del Partido y las medidas contra la corrupción, también fueron objeto de otra reunión de trabajo en Beijing con la Comisión para la Inspección Disciplinaria del Comité Central. La provincia de Shanxi también fue un ejemplo de lucha contra la corrupción en 2013 y 2014, poco después de comenzar el gobierno de Xi Jinping, pues un gran número de cargos de diversos departamentos provinciales fueron cesados de sus puestos acusados de corrupción –véase el capítulo de Eduardo Tzili Apango en este volumen-.[4] La erradicación de la pobreza ha sido otro de los temas protagonistas y aunque finalmente no vistamos el distrito de Lankao que se dio a conocer a la opinión pública como ejemplo de las nuevas medidas para erradicar la pobreza durante nuestra estancia en China, si que nos reunimos con la Oficina Provincial encargada de este trabajo en Shanxi. Precisamente en junio de 2017 Xi Jinping visitó durante tres días las zonas pobres de la provincia y participó en Taiyuan en un simposio sobre experiencias de erradicación de la pobreza al que asistieron cargos del Partido provinciales, de distrito y pueblos procedentes de Xinjiang, Qinghai, Yunnan y Shanxi. Además estaba previsto que durante el XIX Congreso los responsables del Partido en Shanxi en la lucha contra la pobreza tuvieran un papel protagonista en el mismo explicando su trabajo (An, 2017; Xinhua, 2017d; Wang, 2017).

Las reuniones con think tanks fue otra constante que se repitió en Shanxi y en Beijing, pues de ellos parte la concreción de nuevas políticas y la elaboración de nuevos conceptos, es decir su papel es muy importante durante el proceso de toma de decisiones aportando sugerencias e innovaciones ideológicas y conceptuales. Además de con la Academia China de Ciencias Sociales en Shanxi, también nos reunimos en Beijing con la Oficina de Investigación de Publicaciones del Partido, depositaria de la memoria ideológica tanto como de la elaboración de nuevos conceptos necesarios para afrontar los constantes y emergentes desafíos que necesitan marcos ideológicos para su legitimación. En concreto se abordó el “nuevo concepto de desarrollo” que han propuesto para aplicar a la fase en que ese encuentra ahora el país y que incluye al desarrollo innovador, coordinado, ecológico, orientado a la apertura y compartido. La Comisión Nacional para la Reforma y el Desarrollo explicó en la reunión mantenida con ellos la problemática de la reforma estructural del lado de la oferta que es uno de los principios guías para cambiar el modelo económico ante la sobreproducción que afecta al avance de la economía. La Escuela del Partido expuso el desarrollo de las medidas políticas llevadas a cabo durante el periodo del XVIII Congreso que estaba a punto de finalizar. Otro ámbito del trabajo del Partido fue presentado por el Departamento de Organización del PCC: la “democracia intra-Partido”, la selección y reclutamiento de nuevos miembros y su promoción para ocupar puestos de responsabilidad, así como la vigilancia y supervisión sobre los mismos. Finalmente el think tank del Instituto de Estudios Internacionales de China presentó las perspectivas de China sobre la globalización y su concepto de “Comunidad de Destino Compartido para la Humanidad”. En la sesión se abordaron diversos temas de la política exterior del país, ámbito que también fue el foco de la reunión con el viceministro del Departamento Internacional del PCC

Todas las reuniones de trabajo fueron muy fructíferas y en todas ellas los miembros de la delegación además de preguntar por aspectos concretos para su aclaración o mayor profundización también expresaron sus propios análisis y reflexiones. Especialmente en una reunión con los anfitriones del Departamento Internacional del Comité Central que organizaron la visita nos pidieron nuestras impresiones sobre las diferentes reuniones celebradas y nuestras sugerencias para mejorar la comunicación y transmisión de la tarea del Partido en todos sus ámbitos al exterior. Xi Jinping ha comentado en numerosas ocasiones que es necesario “contar mejor la historia” de China, es decir presentar a China ante el mundo de una forma más cercana, didáctica y atractiva. Se es consciente de las dificultades de “traducción” que conlleva la innovación conceptual y teórica constante y de que no es fácil que se entienda correctamente lo que se pretende transmitir. El lenguaje y el estilo suponen una barrera cuya superación es compleja. Sin duda China, y el Partido al frente de la misma, que controla y dirige las riendas del Estado, suponen un desafío constante a otros modos de entender el quehacer político y la administración del Estado. Un lenguaje común en cuanto al contenido y significado de las mismas palabras y conceptos se encuentra todavía en ciernes y no es fácil avanzar en su construcción porque cada cual otorga un sentido diferente a la misma palabra/concepto. Esta fue una de las conclusiones del encuentro.

En cualquier caso, aprendimos mucho sobre el trabajo que realiza y el funcionamiento interno del Comité Central, del centro del poder político del país que es elegido cada cinco años por el Congreso Nacional del Partido Comunista Chino. El Comité Central del XVIII Congreso (2012-2017) estaba compuesto por 205 miembros más 171 suplentes que ocupan los puestos más altos de la dirección del Partido -jefes del Partido provinciales- y del Estado –ministros y presidente de las comisiones de rango ministerial-, así como los altos cargos del ejército y de las organizaciones de masas promovidas por el Partido, entre otros. El Comité Central a su vez elige al Secretario General del Partido (Xi Jinping), al Politburó (25 miembros), al Comité Permanente del Politburó (7 miembros) y a la Comisión Militar Central (10 miembros), además aprueba la composición del Secretariado (7 miembros) y de la Comisión Central para la Inspección Disciplinaria. A continuación presentamos una tabla que incluye los departamentos e instituciones que dependen directamente del Comité Central del PCC que pretende facilitar la localización de los departamentos e instituciones que se visitaron durante el viaje.

Tabla . Sistema de Organización del Comité Central (CC) del PCC

Departamentos subordinados al Comité Central Instituciones directamente subordinadas al Comité Central
Comisión Central para Inspección Disciplinaria Escuela del Partido del CC del PCC
Oficina General del CC del PCC Centro de Investigación de Publicaciones del Partido del CC del PCC
Departamento de Organización del CC del PCC Centro de Investigación de la Historia del Partido del CC del PCC
Departamento de Publicidad [Propaganda] del CC del PCC (la Oficina del Desarrollo de una Civilización Espiritual del CC Permanente del CC del PCC trabaja subordinada a este Comité) Buro Central de Traducción y Recopilación
Departamento de Trabajo del Frente Unido del CC del PCC Agencia del Diario del Pueblo
Departamento Internacional del CC del PCC Agencia de la Revista Qiushi
Comité de Asuntos Legales y Políticos del CC del PCC (CC para la Gestión Social Integral) Agencia del Diario Guangming
Oficina Central de Estudios de Políticas del CC del PCC (el Grupo Dirigente Central para Profundizar Integralmente la Reforma trabaja subordinado a esta Oficina) Academia China de Liderazgo Ejecutivo, Pudong (CELAP, en inglés)
Oficina de Trabajo de Taiwan del CC del PCC (Oficina de Asuntos de Taiwan del Consejo de Estado) Academia China de Liderazgo Ejecutivo, Jinggangshan (CELAJ, en inglés)
Oficina de Comunicación Internacional del CC del PCC (Oficina de Información del Consejo de Estado) Academia China de Liderazgo Ejecutivo, Yan’an (CELAY, en inglés)
Oficina del Grupo de Dirección Central para Asuntos Económicos y Financieros
Oficina del Grupo de Dirección Central  de Asuntos Extranjeros del CC del PCC
Oficina de la Comisión Central de Organización Institucional
Comité de Trabajo para los Departamentos Directamente Subordinados al CC del PCC
Comité de Trabajo de órganos Directamente Subordinados al Consejo de Estado

Fuente: Liu, et al, 2016, p. 44.

En un momento del viaje se propuso elaborar un volumen colectivo donde cada uno de los miembros de la delegación –excepto uno que por diferentes circunstancias se desvinculó del proyecto- escribiera un capítulo abordando algún aspecto de los que surgieron durante la intensa visita. El trabajo se repartió procurando tener en cuenta los intereses y conocimientos de cada uno de los colaboradores. Cada contribución entra en diálogo con lo observado, escuchado y reflexionado durante el viaje y en todas las reuniones de trabajo. Son el resultado de una dialéctica entre lo vivido y experimentado de primera mano y lo ya conocido previamente por cada uno de nosotros que a su vez se expuso en cada una de las intervenciones realizadas, bien para requerir más información para aclarar dudas, o bien para contribuir con las aproximaciones propias a un debate con lo aportado por nuestros anfitriones. Se trataba de abordar y desarrollar especialmente los temas y palabras clave que, sobre todo, han aparecido a lo largo del XVIII Congreso mostrando las aportaciones a la administración del Estado-Partido y a la ideología del nuevo liderazgo del Partido. El Comité Central, con Xi Jinping ocupando la posición de “núcleo”, ha determinado nuevas prioridades, creado nuevos conceptos y elaborado nuevas teorías para profundizar en la reforma y modernización del país y cambiar el estilo de trabajo del Partido, con el resultado de marcar una diferencia con la etapa anterior. El XIX Congreso, con toda seguridad continuará trabajando en la misma dirección.

Es esa dirección, el camino a seguir a partir de unas bases establecidas, lo que se analizará en los diferentes capítulos de este libro. El nuevo camino, con sus novedades, es heredero y continuación de un proceso revolucionario iniciado con la fundación del PCC y consolidado con la de la RPC que ha pasado por diversas fases, una de las más importantes la marcada por el comienzo de la reforma y apertura (1979) que a su vez ha experimentado cambios importantes en su transcurso. Pero, al mismo tiempo, el camino también es deudor de otras bases más profundas del pueblo chino que se recogen en su pensamiento y cultura a lo largo de la historia y que es previo a la llegada del marxismo y su andamiaje ideológico. De este modo, más allá de que el objetivo fundamental de cada capítulo sea la evolución reciente que afecta al Partido y al Estado en torno al  XIX Congreso y su futuro próximo, es inevitable, en ocasiones la referencia a bases previas del pensamiento como el confucianismo constituye una parte central del análisis –como en el capítulo de Diana Gómez- y aparece también de forma destacada en la contribución de Milton Reyes, al igual que en otras aportaciones. Igualmente la mirada hacia atrás, a las bases ideológicas marxistas, es la clave del capítulo de Andrés Herrera. Del mismo modo, la evolución ideológica a partir de 1979 es recuperada prácticamente por todos los colaboradores, porque sin “visitar” a ese pasado reciente resulta difícil entender lo que sucede en el presente.

La dialéctica entre pasado y presente, por un lado, y entre lo expuesto en cada reunión y lo conocido previamente, son la guía que orienta los capítulos elaborados que conforman el libro que se estructura de la siguiente manera. En el primer capítulo el embajador Eugenio Bregolat introduce, presenta y expone la visita con todo el detalle de su recorrido ofreciendo una panorámica general de las reuniones de trabajo que realizamos y aportando sus propias reflexiones y análisis sobre los algunos de los temas abordados. Su larga y amplia experiencia como Embajador de España en China y sus conocimientos sobre la historia y evolución reciente de la misma de la que ha sido testigo y también, en cierto modo, protagonista, ofrece un punto de vista muy especial por sus relaciones directas con diferentes instancias del poder en el ejercicio de su cargo. Su curiosidad y pasión por el conocimiento sobre China, al cual contribuye con sus trabajos desde hace mucho tiempo, es encomiable y un ejemplo a seguir.

Tras la presentación de la visita y de los temas clave tratados en la misma, el segundo capítulo escrito por Diana Andrea Gómez Díaz, profesora de la Universidad Nacional de Colombia, profundiza en las bases del pensamiento chino, especialmente el confuciano, que aparece reflejado ideología reciente del PCC, analizando, por ejemplo, su papel en la conceptualización de las relaciones internacionales. Conceptos como “ascenso/desarrollo pacífico”, “armonía”, “sociedad modestamente acomodada”, deben mucho al pensamiento chino premarxista y se insertan, adaptan y reelaboran en la construcción ideológica reciente convirtiéndose en palabras clave del discurso político. El tercer capítulo, de Lluc López i Vidal, profesor de la Universitat Oberta de Catalunya y de la Universidad Autónoma de Barcelona, expone las peculiaridades del sistema político chino del Estado-Partido, un régimen donde el Partido y el gobierno forman un todo, que además incluye al sistema judicial, a pesar de los intentos de separación de funciones. A partir de la reciente evolución ideológica que ha configurado al sistema político actual del país, se presenta el papel de la Constitución que determina la estructura del Estado dominada por el PCC, así como las características de la estructura del Partido y el funcionamiento del sistema legislativo. El régimen político de China de Partico único, a veces se confunde con una uniformidad alejada de la realidad tal y como muestran las corrientes y facciones en su interior que luchan y se enfrentan entre sí con perspectivas diferentes sobre el camino a seguir, tal y como argumenta Lluc López.

Andrés Herrera-Feligreras, doctor por la Universidad Pública de Navarra y colaborador de la Fundación de Investigaciones Marxistas, en el cuarto capítulo reflexiona sobre el socialismo chino y sus conexiones y/o alejamiento del marxismo-leninismo. Su profundo bagaje teórico marxista, demostrado en muchas de las reuniones de trabajo a lo largo de todo el viaje, disecciona en una propuesta dialéctica llena de interrogantes y referencias al pensamiento marxista, los avatares de “la búsqueda de la verdad en los hechos”, así como de los desafíos a los que se enfrenta el Partido que dependerán de su “capacidad teórica y de lucha” que trata de “reconciliar la reforma con las metas socialistas”. El énfasis en la “línea de masas” tras un largo periodo de “despolitización” puede ser un camino, entre otros, para recuperar el impulso hacia la sociedad más justa que aboga el socialismo.

El capítulo quinto, escrito por el académico más joven de la delegación, Eduardo Tzili-Apango, profesor de la Universidad Autónoma Metropolitana-Unidad Xochimilco, aborda uno de los temas clave que afectan al Partido y su legitimación que ha sido objeto de especial atención por parte de la dirección del XVIII Congreso y que continúa siendo prioritario durante el XIX. La disciplina del Partido y su lucha contra la corrupción, que dependen de una Comisión elegida por el Congreso del Partido y ratificada por el Comité Central, es una tarea que siempre ha preocupado al Partido. En ocasiones, la acusación de corrupción es un arma utilizada por quien detenta el poder para acusar a opositores políticos, pero más allá de este uso “partidista”, el control e inspección al que están sometidos los cuadros del partido y los cargos del gobierno es fundamental para contener el malestar social ante los abusos del poder. El nuevo liderazgo bajo Xi Jinping ha utilizado la alegoría de “tigres y moscas” para referirse a los cargos de alto y bajo nivel administrativo que son “dañinos y amenazantes”, “males que hay que curar”, es decir para los corruptos que hay que denunciar y detener.[5] La disciplina incluye también evitar las cuatro “formas indeseables” en el estilo de trabajo del Partido sobre las que hay que estar alerta: formalismo, burocratismo, hedonismo y extravagancia, tal y como se señaló en la “Normativa de los ocho puntos” de 2012, uno de los primeros documentos aprobados por el nuevo Politburó bajo el liderazgo de Xi Jinping, cuyo objetivo era fortalecer los vínculos entre el pueblo y los funcionarios cuyas malas prácticas, que incluyen la corrupción y el abuso de poder, les ha distanciado de los ciudadanos.

Otro de los ámbitos que dieron lugar a varias reuniones de trabajo mantenidas por la delegación tanto en Taiyuan como en Beijing fue el de los think tanks, instituciones clave para la elaboración de la ideología del Partido y de las medidas políticas a implementar por el gobierno. Marola Padín Novas, analista del Observatorio de la Política China, en el capítulo sexto analiza la evolución y el papel de estas instituciones en la toma de decisiones. La multiplicación de think tanks en los últimos tiempos va acompañada del surgimiento de centros de investigación privados a los que también recurre el poder político buscando asesoría. El ranking de su influencia comienza también a tener en cuenta los big data como referencia, una novedad que inevitablemente se asocia al uso masivo de las nuevas tecnologías de información y comunicación en el país. Los think tanks colaboran en la construcción ideológica y una de las innovaciones conceptuales más recientes a la que han contribuido es la de los “Cinco conceptos de desarrollo” que desde 2016 constituyen el leitmotiv o guía para el camino a seguir en el desarrollo económico y social necesario para alcanzar una sociedad integral modestamente acomodada. La conceptualización del desarrollo bajo estas nuevas premisas es también analizada por Marola Padín en su contribución que profundiza en las características de un paradigma emergente procedente de China para resignificar el concepto de “desarrollo” al que habrá que estar atento en su evolución futura.

El Congreso del Partido ha tenido como uno de sus temas centrales las medidas puestas en marcha para erradicar la pobreza, tal y como analiza Joaquín Beltrán Antolín, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, en el séptimo capítulo. El Partido, en la etapa iniciada con las reformas y apertura en 1979, ha logrado la legitimidad popular gracias al crecimiento constante de la economía medida por el PIB y al aumento generalizado del nivel adquisitivo de la población, junto al desarrollo de una sociedad de consumo de masas. No obstante, este proceso también ha generado grandes desigualdades sociales. Una parte de la población todavía se encuentra al margen o marginada del crecimiento y en un estado de “pobreza”. El Partido actualmente ha redoblado sus esfuerzos para acabar con la pobreza del país, objetivo que espera cumplir  para celebrar el primer centenario -el de la fundación del PCC en 2021-, y para ello ha diseñado e implementado nuevas medidas y campañas. El nuevo enfoque en la lucha contra la pobreza también sirve para reforzar el papel del liderazgo del Partido y de su legitimación a nivel básico, entre las capas más desfavorecidas. De este modo se entiende la atención especial prestada a las antiguas bases revolucionarias del Partido en el mundo rural, el territorio donde encontró el primer apoyo de los campesinos pobres para llevar a cabo la transformación social, y que, actualmente, un siglo después, todavía se encuentran en una situación de pobreza.

Los últimos capítulos del libro analizan, con diferente perspectiva, el papel de China en el mundo y su política exterior, tema que también fue abordado, en parte, por la contribución de Diana Gómez. En el octavo capítulo, Milton Reyes Herrera, Docente Investigador del Instituto de Altos Estudios Nacionales del Ecuador y profesor de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, recurre a una aproximación histórico-estructural sobre la globalización y la expansión del capitalismo. Al mismo tiempo, de forma paralela, introduce la evolución del Estado-civilización chino aportando una dimensión temporal de largo plazo que ayuda a entender el estado de la cuestión actual de la proyección de China en el mundo y del papel desempeñado por el PCC en la misma. La riqueza del pensamiento chino es resignificada por el nuevo liderazgo, tanto para la administración interna como exterior: “el pensamiento confuciano se nutre de interpretaciones, reapropiaciones y reconstrucciones por parte de las instancias de generación de sentidos/significados del Partido”, comenta Milton Reyes Herrera en su capítulo. También analiza la proyección de China en el exterior a partir de cómo es percibida, distinguiendo a las “potencias que articulan el sentido hegemónico de la globalización”, frente a los países en desarrollo que se dividen entre los “orientados a proyectos aperturistas” y los “orientados por proyectos neo-nacional-populares y neo-desarrollistas”. Finalmente reflexiona sobre la posición de China ante la globalización que contradice al sentido hegemónico de la misma y no busca convertirse en un modelo a emular.

El capítulo noveno y último, escrito por Mario Esteban Rodríguez, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid, repasa la evolución de la política exterior china especialmente durante el periodo iniciado por el liderazgo de Xi Jinping y las perspectivas para el futuro próximo. Con Deng Xiaoping China procuró mantener un perfil bajo –“ocultar las capacidades propias”-, pero desde comienzos del siglo XXI se ha incrementado su presencia en África y América Latina al mismo tiempo que se acuñó el controvertido concepto de “ascenso/desarrollo  pacífico”. La llegada al poder de Xi ha supuesto un cambio en la orientación de las relaciones internacionales proponiendo un “nuevo modelo de relaciones entra las grandes potencias”, basado en el respeto, beneficio mutuo e igualdad frente al hegemonismo y la confrontación. La nueva orientación hacia el exterior es más asertiva –“esforzarse por el éxito”- al mismo tiempo que propone la construcción de una “comunidad de destino compartido para la humanidad” y se preocupa por conseguir y mantener una buena imagen en el exterior. China esté asumiendo un mayor protagonismo en la comunidad internacional, contribuyendo también al mantenimiento de bienes públicos globales. Iniciativas como “Una franja, una ruta” promueven la globalización, al mismo tiempo que no se abandona la defensa de los intereses nacionales. En definitiva, la política exterior de China se caracteriza actualmente por “ser asertiva y fundamentada en la cooperación, pero cada vez menos temerosa de entrar en conflicto para defender sus intereses”, como concluye Mario Esteban.

El viaje al centro del poder político de China por parte de una delegación académica hispanohablante ha tenido como resultado las contribuciones brevemente presentadas. Además de las reuniones de trabajo que constituyen una de las bases fundamentales de las reflexiones expuestas en cada contribución, también hay que señalar que la estancia en Shanxi se completó con una serie de visitas a lugares como la mayor empresa de industria pesada de Taiyuan, la Universidad de Comunicación de Shanxi, el Museo de Historia de la provincia, la empresa de Energía Limpia Jinneng, y finalmente la ciudad de Pingyao, junto a otros puntos de interés. Estas actividades extra, de carácter más informal, a las que habría que añadir, por ejemplo, las comidas de trabajo a las que fuimos invitados, también nos han proporcionado una valiosa información que complementa a la visita formal. La observación e interacción con distintos agentes sociales y con personas de diferentes ámbitos de la sociedad –trabajadores de fábricas, profesores de universidad, guías turísticos, etcétera- a las que también tuvimos acceso durante el viaje y la propia materialidad física del espacio transitado en los aeropuertos, calles, carreteras, campus universitarios, fábricas, museos, restaurantes, hoteles, etcétera también nos ha hablado y proporcionado información sobre el modo y las características  de la vida cotidiana, los valores actuales y las expectativas del pueblo en el contexto de la transición del XVIII al XIX Congreso del Partido.

Finalmente es necesario agradecer a todos los que hicieron posible, organizaron y nos acompañaron durante el viaje. En primer lugar a Sun Haiyan, Directora General del Buró de Información y Comunicación Pública del Departamento Internacional del Comité Central del PCC, por su amable y generosa invitación además de por la estimulante sesión de trabajo que tuvimos con ella, y a su equipo, Li Shijia, Director de la División de Información del Buró de Propaganda e Información, y Li Dezheng, Secretario del mismo departamento, así como al incasable e impecable traductor e intérprete de chino-español-chino, Yao Haoben del Comité Central. En Taiyuan agradecemos también la amabilidad y el sobresaliente trabajo de anfitriones y excelente organización realizado por los miembros de la Oficina de Asuntos Extranjeros y de Emigrantes Internacionales del Gobierno Provincial de Shanxi, Tian Yiju, Subdirector General, Zhang Huayu, Director de la División de Cultura e Información, Wang Zhengguang, Subdirector de la Oficina del Centro de Información y Sun Tao, miembro del staff de la División de Cultura e Información. Y especialmente agradecemos al Vice-Ministro del Departamento Internacional del Comité Central, Guo Yezhou por recibirnos, compartir con nosotros sus perspectivas y responder a todas nuestras preguntas.

Por último, no nos olvidamos del décimo miembro de la delegación, Jacobo Pombo García, presidente del Global Youth Leadership Forum, que esperamos que en un futuro también colabore en este tipo de obras. Y dedicamos este libro con un especial aprecio a todos los miembros del Partido que se reunieron con nosotros en largas sesiones de trabajo explicándonos con todo detalle los temas abordados en cada ocasión. Todos ellos demostraron una gran paciencia para responder a las numerosas cuestiones planteadas y escucharon atentamente nuestras reflexiones manteniendo un debate constructivo. Gracias a ello se ha conseguido alcanzar el objetivo fundamental del viaje: aportar nuevo conocimiento sobre los avances y desarrollos recientes del Partido que dirige a una de las naciones más poderosas del mundo a la cual debemos acercarnos dejando de lado los pre-juicios.

 

Referencias bibliográficas

Almárcegui, Patricia, Escuchar Irán, Newcastle, Murcia, 2016.

An Baijie, “Xi Calls for More Ways to Help Poor”, China Daily, 23 de junio de 2017. URL: < http://www.chinadaily.com.cn/china/2017-06/23/content_29853125.htm>. [Consultado el 30 de agosto de 2017].

Barthes, Roland, Diario de mi viaje a China, Paidós, Barcelona, 2010.

Beck, Ulrich, La metamorfosis del mundo, Paidós, Barcelona, 2017.

Beltrán Antolín, Joaquín, “Ir a investigar y ser investigado. El trabajo de campo en China post-crisis”. Quaderns de l’Institut Català d’Antropologia 30 (2014), pp. 33-52.

Bettelheim, Charles, Revolución Cultural y organización industrial en China, Siglo XXI, Buenos Aires, 1974.

de Beauvoir, Simone, La Larga Marcha. Ensayo sobre China, La Pléyade, Buenos Aires, 1970.

Hinton, William, Fanshen. Un documento sobre la revolución en una aldea china, Laia, Bercelona, 1977 [1966].

Keliher, Macabe y Hsinchao Wu, “How to Discipline 90 Million People”, The Atlantic, 7 de abril de 2015. URL: <https://www.theatlantic.com/international/archive/2015/04/xi-jinping-china-corruption-political-culture/389787/>. [Consultado el 30 de agosto de 2017].

Liu Jingbei, et al, The Communist Party of China. The Past, Present and Future of Party Building, People’s Publishing House, Beijing, 2016.

Ma Xiaowen, “Striving for Excellence”, Beijing Review, 3 de julio de 2017. URL: <http://www.bjreview.com/CHINA_INSIGHT/Monday_July_3_2017/201707/t20170719_800100635.html >. [Consultado el 30 de agosto de 2017].

Meng Yaping, “Central China’s Lankao Removed from the List of ‘Impoverished Counties”, CGTN.com, 27 de marzo de 2017. URL: <https://news.cgtn.com/news/3d45544e78497a4d/share.html >. [Consultado el 30 de agosto de 2017].

Myrdal, Jan, Una aldea de la China Popular, Seix Barral, Barcelona, 1974 [1969].

Sáiz López, Amelia, “De las cocinas a las aulas. Reflexión sobre un trabajo de campo en China a principios de la década de 1990”. Quaderns de l’Institut Català d’Antropologia 30 (2014), pp. 53-71.

Tang Yue y Qi Xin, “Lankao Sets Example for Impoverished Areas in Zhengzhou”, China Daily, 28 de marzo de 2017. URL: < http://usa.chinadaily.com.cn/epaper/2017-03/28/content_28707278.htm>. [Consultado el 30 de agosto de 2017].

 

Wang Hairong, “Way Out of Destitution”, Beijing Review 29, 20 de Julio de 2017. URL: < http://www.bjreview.com/Nation/201707/t20170714_800100417.html >. [Consultado el 30 de agosto de 2017].

 

Xinhua, “Poor County Visited by Xi Shakes off Poverty”, China Daily, 27 de marzo de 2017a. URL: < http://www.chinadaily.com.cn/china/2017-03/27/content_28697949.htm >. [Consultado el 30 de agosto de 2017].

 

—, “2.566 Economic Fugitives Captured”, China Daily, 27 de marzo de 2017b. URL: <http://www.chinadaily.com.cn/kindle/2017-03/27/content_28692062.htm >. [Consultado el 30 de agosto de 2017].

—, “China Shortens its List of Poorest Counties”, Xinhuanet, 28 de marzo de 2017c. URL: < http://news.xinhuanet.com/english/2017-03/27/c_136162273.htm>. [Consultado el 30 de agosto de 2017].

—, “Xi’s Shanxi Tour Steps up War on Poverty”, Xinhuanet, 24 de junio de 2017d. URL: <http://news.xinhuanet.com/english/2017-06/24/c_136391894.htm>. [Consultado el 30 de agosto de 2017].

 NOTAS

[1] Este trabajo forma parte del  proyecto I + D CICYT “Asia Oriental: paradigmas emergentes, política(s), dinámicas socioculturales y sus consecuencias” (FFI2015-70513-P, MINECO/FEDER, UE) del Grupo de Investigación InterAsia de la Universidad Autónoma de Barcelona.

[2] Por ejemplo: A.J. Ayer en 1954; Simone de Beauvoir y Jean-Paul Sartre en 1955; Charles Bettelheim en 1958, 1964, 1967, 1971; Michellangelo Antonioni en 1972; Julia Kristeva, Roland Barthes y Philippe Sollers en 1974;  Joris Ivens, varias veces, etcétera.

[3] Precisamente los días 27 y 28 de marzo de 2017 Lankao fue noticia en los medios oficiales de comunicación chinos como la agencia de noticias  Xinhua y China Daily, entre otros, por ese motivo (Meng, 2017; Tang y Qi, 2017; Xinhua, 2017a, 2017b).

[4] “En 2014 en Shanxi 15.450 funcionarios fueron condenados por corrupción, lo que supuso un incremento de un 30 por 100 con respecto a 2013” (Keliher y Wu, 2015). El 30 de junio de 2017 se celebró en Beijing el Tercer Seminario temático sobre la construcción del Partido del Ciclo de las Historias del PCC, organizado por el Departamento Internacional del Comité Central, bajo el título de “La construcción de un Partido bien disciplinado en todos los aspectos: La práctica de Shanxi” (Ma, 2017).

[5] Coincidiendo con la reunión con la Comisión para la Inspección Disciplinaria que mantuvimos en Beijing se hizo pública la noticia de los resultados de la campaña de “Caza de Zorros” que comenzó el año 2014 con el resultado de la captura de 2.556 fugitivos económicos  que se habían refugiado en 90 países y evadido 8.600 millones de yuanes. Del total de los fugados 410 eran miembros del Partido o funcionarios (“2.566 Economic Fugitives Captured”,  Xinhua, 27 de marzo de 2017).

Yuanfang Magazine

Somos una revista digital dirigida a personas intelectualmente curiosas que comparten interés por culturas diferentes, tendencias, las ideas globales, el mundo de los negocios y la empresa, la tecnología, el diseño, la gastronomía, los viajes, la literatura o el arte.

Personas en definitiva que van MÁS ALLÁ.

Últimas entradas deYuanfang Magazine (ver todo)