Lo último

Negocios

Al Oeste del Este

China pone cerco al bitcoin para evitar la fuga de capitales

La moneda virtual bitcoin y China nunca se llevaron bien, aunque están condenadas a entenderse. En 2013, el Banco Central de China  prohibió a los bancos realizar operaciones en esta divisa virtual, pero ello no consiguió aplacar su uso, como prueba el hecho que hasta el 95% de los movimientos en el mercado se realizan actualmente desde el país asiático.

Pero la volatilidad llegó demasiado lejos. A principios de año, la moneda virtual alcanzó su máxima cotización en los últimos años, llegando a rozar los 1.200 dólares para luego desplomarse abruptamente hasta un 35% en pocos días.

Reproducción de una moneda virtual ‘bitcoin’ Foto: AntanaCoins, Wikimedia Commons Foto: Wikimedia Commons

Bitcoin es una moneda cuya cotización depende únicamente de la oferta y la demanda y  se utiliza como medio de pago digital a través de entidades especializadas, entre ellos, BTCChina, el mayor mercado del país. En realidad no es dinero propiamente dicho, ya que tiene más que ver con un trueque que con una transacción monetaria al uso. Cuando un cliente paga en bitcoines no realiza una transmisión de dinero fiduciario,  dinero electrónico o cupones, sino de un archivo encriptado y las claves para desencriptarlo.

Sus defensores alegan el hecho de ser una divisa independiente de los organismos reguladores, de hecho, ni siquiera está respaldada por ningún patrón fiduciario, como el oro. Y lo más importante, se garantiza el anonimato de los usuarios. Este último es, precisamente, el punto que mayor polémica suscita entre sus principales detractores, quienes acusan a la moneda virtual de dar cobijo a operaciones financieras fraudulentas que escapan al control del Estado.

En su enésimo intento por controlar la volatilidad y la fuga de capitales, el Gobierno chino daba a mediados del mes de febrero un nuevo golpe en la mesa con la suspensión de los mayores mercados de bitcoines.

La medida llegó después de que el Ejecutivo de Pekín se reuniera a principios de año con los principales operadores en el país: BTCC, OK Coin y Huob, para pedir explicaciones sobre la creciente especulación asociada a la criptodivisa.

 

Fotoilustración: www.zhaoxiaoxiao.cn

Aunque estos días la moneda vuelve a repuntar (su cotización media en las últimas semanas ronda los 1.000 dólares), el Banco Central de China ha decidido coger el toro por los cuernos para combatir la fuga de capitales del país. Y es que muchos inversores compraban bitcoines en el mercado nacional para venderlos en el mercado extranjero, evitando así el límite de cambio de divisa foránea de 50.000 dólares al año impuesto recientemente por el Gobierno.

Según el rotativo Financial Times, el pasado jueves día 9 de febrero las autoridades chinas se reunieron con los mercados de bitcoines para advertirles deconsecuencias en caso de detectar anomalías.

Los principales operadores se comprometieron abiertamente a “prevenir y atacar cualquier sospecha de uso de la criptodivisa para blanquear capitales”, aunque advirtieron que necesitarían un tiempo para ponerlas en práctica. De momento, los poseedores de bitcoines en China no pueden canjear operaciones de sus cuentas de criptodivisa, a menos, eso sí, que las canjeen por yuanes. Al final, todo queda en casa.

Periodista y politólogo de formación, siempre encuentro algo de tiempo para escribir sobre uno de mis temas preferidos: China y Extremo Oriente. Gran amante de la cultura oriental, con el corazón dividido entre Barcelona y Shanghai. Escribo sobre China y otros mercados emergentes en mi blog: www.alotroladodelbric.wordpress.com

Últimas entradas deSergi Alcalde (ver todo)