Lo último

Economía

Revuelo financiero en China

Banco Central de China

Banco Central de China

El pasado mes de julio la cadena de televisión oficial de China CCTV emitía un documental en el que se acusaba al Banco Central de China de haber estado lavando dinero fuera de sus fronteras. El medio de comunicación apuntaba que la entidad financiera, una de las cuatro mayores del estado, había transferido ilegalmente unos 6000 millones de yuanes (unos 700 millone de euros) a través de su filial de Guangzhou.

Las dudas acerca de la salud financiera y las prácticas del Gigante Asiático se dispararon rápidamente, hasta el punto de alertar sobre el peligro que el sistema financiero chino suponía para el resto del mundo. Pero más allá del impacto internacional, supuso por primera vez la investigación oficial de un banco estatal por parte del Banco Central de China (PBOC), y con ello, las suspicacias de que la promesa de cambios profundos del actual presidente Xi Jinping se llevara consigo el hasta ahora intocable talón de Aquiles del sistema financiero. No era la primera vez que la televisión estatal CCTV sacaba a colación asuntos sucios de alguna corporación, pero hasta la fecha en la mayoría de las ocasiones se trataba de empresas extranjeras, como Apple, McDonads, Carrefour o Volkswagen, por lo que la denuncia de CCTV podría ocultar otra razón: un cambio en el timón de las entidades financieras.

China Construction Bank

China Construction Bank

Aunque hasta la fecha no ha habido más movimiento relacionado con Bank of China más allá de la detención de un antiguo empleado acusado de lavar dinero, sí que han aparecido noticias relacionadas con otras entidades financieras, El pasado mes de julio el Gobierno chino autorizaba al China Construction Bank a establecerse como ‘clearing bank” en el Reino Unido, con lo que los clientes chinos residentes en dicho país podrían realizar operaciones en yuanes, una medida similar a la autorizada hace escasamente un año en la Zona de Libre Comercio de Shanghai, y encaminada a fortalecer la divisa nacional en el ámbito internacional.

La política expansiva de Xi Jinping tiene pues en el sector financiero uno de sus máximos exponentes, hasta el punto de anunciar la autorización de varios bancos comerciales gestionados con capital privado, incluido Webank, una iniciativa financiera capitaneada por el gigante tecnológico Tencent, propietario del omnipresente sistema de mensajería QQ. La medida está encaminada, según fuentes gubernamentales, a insuflar un nuevo estímulo que no ralentice el crecimiento económico chino, pero podría tener motivos ocultos y acarrear una verdadera revolución en la joya de la corona del Gigante Asiático.

Para saber más:

Wall Street Journal

CCTV

 

Periodista y politólogo de formación, siempre encuentro algo de tiempo para escribir sobre uno de mis temas preferidos: China y Extremo Oriente. Gran amante de la cultura oriental, con el corazón dividido entre Barcelona y Shanghai. Escribo sobre China y otros mercados emergentes en mi blog: www.alotroladodelbric.wordpress.com

Últimas entradas deSergi Alcalde (ver todo)