Lo último

Negocios

Al Oeste del Este

El poder oculto de WeChat Pay

Tomar un café, comprarse un smartphone, sacar entradas para un concierto, pagar una botella de agua en un colmado o hacer una transferencia de dinero  …. Todo se posible con WechatPay. Lo único que se necesita es una cuenta de Wechat y un teléfono móvil.

La transformación de la economía china pasa por el control efectivo de las transacciones monetarias, una medida que ha desembocado en una auténtica guerra contra el efectivo,  como habrá podido comprobar todo aquel que haya intentado usar cash en algún gran establecimiento de una gran ciudad.

Aunque son muchas las aplicaciones p2p destinadas al pago entre particulares, muy pocas tienen el potencial de Wechat, una herramienta que combina un sistema de pago, una potentísima red social y una plataforma de comercio electrónico, todo ello con acceso compartido a cientos de millones de usuarios.

Sobre rojo, o ‘wallet’ (monedero) de Wechat.
Foto: WeChat

El precedente del Año Nuevo chino

Según datos de la propia compañía, en la semana siguiente al día 27 de enero de 2017, fecha del inicio de la Fiesta de la Primavera (el Año Nuevo chino), se calcula que 516 millones de personas enviaron sobres rojos virtuales por un valor de unos 32.000 millones de dólares. Con estas cifras, es fácil hacerse una idea del poder de una aplicación presente en los teléfonos móviles de cientos de millones de usuarios solo en China.

Hacia un único sistema de pago

La reacción inicial del Gobierno chino ante el surgimiento de WechatPay fue de desconfianza, pero pronto puso toda su maquinaria al servicio de esta nueva plataforma. Los bancos comerciales se rindieron a la nueva marca como garantía de pagos verificados, y Tencent, propietaria de la aplicación, encontró en el sistema financiero estatal un poderoso aliado para su expansión.

Según un nuevo informe de Naciones Unidas, el año pasado se enviaron a través de esta plataforma un total de 3 billones de dólares en pagos. Con estos datos en liza, los bancos estatales y comerciales de China pronto se pusieron las pilas para adaptar sus servicios a las necesidades de estas nuevas plataformas, adquiriendo acuerdos con Tencent para vincular sus cuentas con la plataforma de pago.

Sin embargo, para que toda la maquinaria funcionase, hacía falta ganarse la confianza del consumidor chino, muy reacio a ofrecer datos privados a empresas comerciales. El poder de imagen de una marca consagrada y la implementación de sistemas de autentificación han conseguido que más de la mitad de los usuarios de Wechat hayan proporcionado los datos de sus cuentas bancarias a  Tencent, una proporción muy superior a la media de usuarios occidentales.

Sistema de pago multidivisa. Foto: WeChat

Una app para todo

La principal característica de Wechat es su ubicuidad y su fácil manejo. A diferencia de muchos países occidentales, los consumidores chinos en ocasiones usan dos o más teléfonos móviles de marcas distintas, por lo que necesitan una aplicación compatible con diferentes terminales. Además, los chinos son los usuarios que más usan el smartphone para navegar por internet, por lo que el desarrollo de una aplicación móvil polivalente y fácil de usar era cuestión de tiempo.

Wechat permite conversar, enviar dinero, comprar productos de primera necesidad y recibir ofertas, todo en una misma aplicación. Su polivalencia es su mayor activo, pero también podría suponer una amenaza. Un ejemplo: a diferencia de otras plataformas de pago p2p como AliPay o Paypal, no es necesario tener una cuenta verificada para usar el monedero (o wallet) de Wechat (únicamente es obligatorio identificarse si se acumulan 5.000 yuanes, unos 750 dólares, durante 10 días) . Basta con abrirse una cuenta de Wechat (para lo que solo se necesita un número de teléfono) y contactar con otro usuario. A partir de ahí, vía libre para realizar una transferencia monetaria sin que medie intermediario alguno.

El salto internacional

Por si todo esto fuera poco, desde 2017 la plataforma permite  realizar pagos fuera de China. Australia y Estados Unidos fueron los primeros países en facilitar el pago con esta aplicación, y desde hace un mes, los turistas chinos que visten París podrán usar su móvil en dos de los principales centros comerciales de la Ciudad de la Luz: BHV Marais y Galerías Lafayette.

Además de competir con las multinacionales del pago con tarjeta, WeChatpay también incide en el mercado de compraventa de divisas. Los turistas no necesitan hacerse con moneda extranjera (ni pagar comisiones) cada vez que salen de su país. La aplicación realiza automáticamente una conversión en tiempo real a la divisa de destino en el momento de realizar la transacción.

 

Pago con código QR de WeChat. Fuente: WeChat

Plataforma comercial

Para acabar de rizar el rizo, WeChat ha desembarcado en el mundo del comercio electrónico internacional con un nuevo servicio que engloba en una misma aplicación todo el proceso de venta, desde la promoción del producto hasta el ingreso de las ventas a través de su propia plataforma. Según un estudio de mercado realizado por Citizen Lab, las marcas internaciones están dirigiendo cada vez más su mirada hacia este medio como gran escaparate de venta de sus productos, quedando totalmente al albur de la compañía Tencent.

El salto al comercio internacional añadirá otra fuerte perturbación al panorama comercial y financiero internacional. ¿Qué pasará con los bancos comerciales internaciones? ¿Seguirán ofreciendo cartas de pago? ¿Cómo afectará al mercado de divisas? Y lo que es más importante, ¿Qué efectos tendrán las nuevas legislaciones contra el lavado de dinero en el funcionamiento de aplicaciones como WechatPay? ¿Podrán las agencias reguladoras acceder a los datos de los clientes? ¿Cómo controlar transacciones monetarias en las que no interviene ningún actor más que el donante y el receptor? El debate está servido.

Para saber más

http://www.wechatagency.com/wechat-ecommerce-mcommerce.html

https://pay.weixin.qq.com/wechatpay_guide/intro_settle.shtml

https://pay.weixin.qq.com/index.php/public/wechatpay

Periodista y politólogo de formación, siempre encuentro algo de tiempo para escribir sobre uno de mis temas preferidos: China y Extremo Oriente. Gran amante de la cultura oriental, con el corazón dividido entre Barcelona y Shanghai. Escribo sobre China y otros mercados emergentes en mi blog: www.alotroladodelbric.wordpress.com

Últimas entradas deSergi Alcalde (ver todo)