Lo último

Huashan, de fábrica de licores a centro cultural

Taipei se encuentra inmerso en un continuo debate sobre si debería conservar antiguos espacios que actualmente tienen un valor histórico y cultural o derribarlos para dar paso a nuevos usos. La feroz burbuja inmobiliaria que se ha adueñado de Taipei inclina la balanza en muchos casos hacia el lado del dinero, y muchos son los edificios y complejos que han sido reemplazados por nuevos e impagables edificios de apartamentos.

Sin embargo, algunos lugares también han resistido, en muchas ocasiones gracias a iniciativas populares con la adhesión del gobierno de turno que, queriéndose marcar un tanto a su favor, – o viendo que la identidad y la corta historia del país cada vez goza de menos terreno físico donde arraigarse – ha dado cobertura institucional a proyectos de restauración de algunos lugares, como la antigua fábrica de tabaco de Songshan, o el lugar que hoy nos ocupa, Huashan 1914 Cultural Park (華山1914創意文化園區).

Huashan Creative Park era originalmente una fábrica de licores japonesa (sake) fundada en el año 1914 durante la ocupación de la isla, y fue la mayor licorería de la isla durante los años 20, cuando pertenecía al monopolio gubernamental de tabaco y licor. La fábrica continuó funcionando produciendo licores incluso después de la marcha de los japoneses. En los años 80, la compañía nacional de tabacos y licores de Taiwán trasladó la producción a una nueva factoría y la antigua fábrica fue clausurada y abandonada.

En el año 1997,  un grupo cultural local propuso un nuevo uso para la antigua factoría, que había permanecido allí mismo, ignorada por autoridades y transeúntes. El recinto empezó a ser utilizado por diferentes grupos teatrales para realizar sus actuaciones. Además de numerosos edificios, la factoría contaba también con un gran espacio abierto para albergar performances y público.

La localización comenzó a ser popular entre la población, y finalmente, una organización privada tomó las riendas de la restauración de la fábrica, una restauración que duró dos años y que culminó en 2007 con la inauguración y apertura al público del actual Huashan 1914 Creative Arts Park.

Actualmente el lugar goza de una gran popularidad entre los jóvenes de Taipei. El complejo cultural cuenta con una sala de concierto, naves multiusos, salas de exposiciones, una zona de restaurantes, y numerosas cafeterías y tiendas. Recientemente, SPOT Taipei abrió las puertas de un cine de películas independientes. Más allá de toda la actividad cultural y comercial, un simple paseo es una buena excusa para dejarse caer cualquier fin de semana por la zona, y poder admirar las antiguas instalaciones. Plantas y árboles cubren muchos de los edificios y le dan al lugar una atmósfera muy especial. Debido a su marcado carácter “retro”, es frecuente encontrar parejas taiwanesas posando para su álbum de fotos de bodas.

 

Me llamo Roberto Machado y soy de Salou, un pueblo en la costa mediterránea. Culo inquieto por vocación, después de acabar la carrera de Telecomunicaciones, me empezaron a pesar los años en Barcelona y decidí aprender chino e intenté mudarme a Asia por todos los medios a mi alcance. Sonó la campana y Taiwan se ha convertido en mi tierra de acogida.
Buscador de luces y sombras, escritor frustrado y fotógrafo aficionado.

Últimas entradas deRoberto Machado (ver todo)