Lo último

El Museo de Bellas Artes de Taipei

El Museo de Bellas Artes de Taipei es uno de los dos principales museos de la ciudad dedicados al arte contemporáneo, junto con el Museum of Contemporary Art (MOCA).

El edificio de 3 plantas no alberga una colección fija, sino que ofrece exposiciones temporales de fotografía, pintura y otras formas de arte, como exposiciones interactivas y performances.

Precisamente tuve la ocasión de poder asistir a una de estas últimas durante mi reciente visita, titulada «Lee MingWei and his relations. The Art of Participation», en las que el artista plantea la exposición como una oportunidad en la que el visitante puede interactuar con las múltiples obras que la forman, creadas principalmente con ese propósito. Un cantante de ópera que se pasea por las salas del museo, escribir una carta a los seres queridos que ya no están con nosotros, flores para regalar a un desconocido al salir del museo, e incluso la posibilidad de cenar con el propio artista en una habitación creada en el museo con ese mismo propósito, son algunas de las opciones que Lee MingWei pone al alcance del visitante para interactuar y formar parte de su obra.

Además de la exposición de Lee MingWei, el museo albergaba esa semana una exposición sobre Pintores Taiwaneses del Siglo XX y otra sobre Ciudades Autosuficientes del Futuro.

La entrada al Museo da acceso a todas las exposiciones, y cuesta tan solo 30 TWD, por lo que la excusa de que el arte es inaccesible no sirve en este caso para saltarse una obligada visita al Taipei Fine Arts Museum.

Ubicado en los límites del distrito de Zhongshan, el museo se encuentra cerca del recinto de la Flora Expo y del Museo Aborigen, en una zona con parques en los lindes del río Keelung. El Templo de Confucio y el de Baoan, también en los alrededores de la parada de MRT Yuanshan, completan el itinerario de un área perfecta para pasar un día entero en ella. Además, el Museo se plantea como una buena opción para los frecuentes días de lluvia de la capital de Taiwan.

 

Me llamo Roberto Machado y soy de Salou, un pueblo en la costa mediterránea. Culo inquieto por vocación, después de acabar la carrera de Telecomunicaciones, me empezaron a pesar los años en Barcelona y decidí aprender chino e intenté mudarme a Asia por todos los medios a mi alcance. Sonó la campana y Taiwan se ha convertido en mi tierra de acogida.
Buscador de luces y sombras, escritor frustrado y fotógrafo aficionado.

Últimas entradas deRoberto Machado (ver todo)