Lo último

Visitando la aldea aborigen de Wulai

Wulai ha estado huyendo de mí durante los 5 años que llevo viviendo en Taiwan. No ha sido hasta hace unas semanas que no he tenido la determinación de visitar este rincón de New Taipei City, por lo que hasta hace poco, Wulai era en toda regla un secreto de Taipei para mí.

¡Y qué error ha sido postergar durante tanto tiempo la visita a esta pequeña aldea! A tan sólo 40 minutos de la ciudad, la aldea de Wulai se encuentra completamente rodeada de naturaleza, y bañada por un río que cruza el valle en el que se en encuentra. Y son precisamente estas aguas las que han convertido Wulai en un destino tan concurrido durante los fines de semana. Estas aguas termales son uno de los principales reclamos turísticos del lugar,  especialmente frecuentado por turistas japoneses, grandes amantes de los onsen (aguas termales). Un gran número de casas de baño – todas ellas de pago – pueblan la aldea, aunque una de las alternativas más atractivas es bañarse en el propio río.

 

 

 

Wulai se encuentra rodeada de naturaleza, y son muchos los caminos que empiezan en los alrededores del poblado. Es fácil encontrar senderos que atraviesan bosques o recorren las montañas colindantes. Muchos se cruzan con arroyos y cascadas e incluso algunos recorren dichos arroyos a contracorriente.

La historia de Wulai se remonta a la época en que los aborígenes eran los únicos pobladores del área. Los Atayal poblaban Wulai, un refugio ideal en un lugar remoto donde la tribu podía disfrutar de los recursos naturales, la caza, y de una posición defensiva privilegiada contra las tribus aborígenes vecinas. Los Atayal fueron una de las tribus guerreras más combativas en Taiwán, y ofrecieron una resistencia feroz a los invasores japoneses a principios del siglo pasado. La película «Seediq Bale” muestra estos hechos y dio a conocer al público una parte de la historia de la isla que muchos ignoraban.

En la actualidad ya no quedan muchos restos de los Atayal en la aldea, salvo el museo Atayal, y algunos ornamentos y souvenirs en las tiendas de la calle principal. La calle más concurrida de Wulai es Wulai Old Street, y no es muy diferente de otras calles en pueblos turísticos como la del pueblo tradicional de Jiufen. En ella se suceden tiendas de souvenirs, y puestos de comida callejera.

Wulai fue especialmente castigada por un tifón durante el verano pasado y los efectos todavía pueden verse. Muchos de los senderos de montaña y el acceso a alguno de los parques se encontraban cerrados durante nuestra visita. Quizás por eso, y pese a ser fin de semana, el pueblo estaba animado pero no abarrotado de turistas. Sí seguía en funcionamiento la telecabina que se eleva hasta el YunShien Park, ofreciendo unas vistas espectaculares del valle.

 

 

 

 

 

 

 

 

Me llamo Roberto Machado y soy de Salou, un pueblo en la costa mediterránea. Culo inquieto por vocación, después de acabar la carrera de Telecomunicaciones, me empezaron a pesar los años en Barcelona y decidí aprender chino e intenté mudarme a Asia por todos los medios a mi alcance. Sonó la campana y Taiwan se ha convertido en mi tierra de acogida.
Buscador de luces y sombras, escritor frustrado y fotógrafo aficionado.

Últimas entradas deRoberto Machado (ver todo)